YouTube lanza una TV para millennials

A los millennials les gusta la televisión, pero no quieren verla de forma tradicional. Por ello, YouTube lanza YouTube TV: un servicio de televisión digital con el que pretende atraer a un público joven que ya no quiere los paquetes tradicionales de TV por cable o satélite.

Se trata, por supuesto, de un intento por vender un nuevo servicio a los usuarios enganchados a los vídeos gratuitos de la plataforma de vídeo.

Al igual que Netflix o HBO, YouTube TV funcionará por Internet. Saldrá en los próximos meses por un precio de 35 euros al mes por seis cuentas. De modo que competirá con servicios en la misma línea como Sling TV, DirecTV o PlayStation Vue, cuya cuota mensual oscila entre los 20 y los 65 dólares al mes.

Para desmarcarse de sus rivales, YouTube aprovechará las tecnologías que le ofrece su propietaria, Google. Pretende incorporar una tecnología para poder buscar programas de televisión a través del dispositivo Google Home.

En principio, este nuevo servicio de YouTube se lanzará en determinados mercados de EEUU. Por ese precio, los suscriptores podrán ver la programación original de YouTube Red, un servicio de suscripción que incluye películas y programas protagonizados por youtubers famosos. Y además de su contenido original, ofrecerá también un catálogo de más de 40 canales, entre los que están los generalistas ABC, CBS, FOX o NBC, canales deportivos como ESPN e infantiles como Disney y Nickelodeon.

Los servicios de este tipo ofrecen a las cadenas de TV una nueva vía para compensar la pérdida de clientes por el llamado cord-cutting, que es, principalmente, el término en inglés para hacer referencia a las personas que dejan de pagar su suscripción de televisión por cable para consumir contenidos a través de la red. Se trata de una tendencia que ha ido en aumento en los últimos años y que supone un problema de precios para la industria de televisión por cable. Los propietarios de canales aseguran que con servicios como YouTube TV ganan igual o incluso más por cada suscriptor en comparación con los paquetes tradicionales de TV por cable o satélite.