Wall Street no consigue maquillar su peor semana desde 2008

Wall Street sigue en alerta. Es la peor semana del índice Dow Jones desde la crisis financiera de 2008. Aunque la sesión de este parecía comenzar con tono positivo y ganas de moderar la mala situación. Los principales índices del Wall Street iniciaban la jornada con rebotes. El Dow Jones ganaba en el primer tramo de la sesión más de un 1%, superando los 24.000 puntos de nuevo. El SP 500 y el Nasdaq 100 avanzaba también en niveles similares.

Pero las ganancias se esfumaban dos horas después y los índices se movían en territorio negativo o muy plano. Desde el lunes, el Dow Jones índice ha sufrido dos caídas de 1.000 diarias de más de puntos. La del jueves fue una de ellas, con descensos de un 4,2%. Caídas parecidas sufrieron el SP 500 y el Nasdaq 100.

Entre los protagonistas empresariales del día en Wall Street destaca Expedia, que en los primeros minutos de la sesión ya perdía un 13%. La empresa ha decepcionado con su beneficio trimestral por los mayores gastos de marketing. La empresa de servicios de viajes online, con marcas como Expedia.com o Hotels.com, registró un incremento de costes de marketing de un 16%, hasta los 1.120 millones de dólares, en el último trimestre.

En el lado positivo brillaba Nvidia. La fabricante de chips ha presentado resultados mejores de lo esperado gracias a la demanda de criptomonedas y a los centros de datos. La demanda de criptodivisas ha impulsado el crecimiento de ventas de las unidades de procesamiento de gráficos Pascal en el último trimestre. También contribuyó a los buenos resultados las ventas de la consola Nintendo Switch. Los ingresos de la división de juegos de Nvidia se dispararon un 29% y los del negocio de centros de datos un 105%.