Wall Street empieza 2019 con dudas

Wall Street se apunta a la volatilidad en la primera sesión del año. Arrancaba la jornada el mercado estadounidense teñido de rojo, respondiendo así al mal dato del sector manufacturero de China en diciembre, que ha generado dudas sobre la economía de la segunda potencia mundial. También leía el mercado el dato del PMI manufacturero de EEUU, que marcó su expansión más lenta en los últimos 15 meses. Pero la sesión entraba poco después en un momento de volatilidad y movimientos entre el positivo y el negativo para los tres principales índices. El mercado teme el impacto de una desaceleración económica este año. Con este cóctel, Netflix y Tesla se han convertido en los principales protagonistas, con recortes.

Tesla decepciona de nuevo al mercado con sus cifras: fabricó 61.394 coches Model 3s en el cuarto trimestre del año y entregó casi 1.000 vehículos por día, por debajo de lo esperado.

La compañía ha anunciado hoy que las entregas han subido un 8% en el cuarto trimestre: hasta 90.700 vehículos. En el conjunto del año 2018, ha entregado un total de 245.240 vehículos, entre ellos Model 3, Model S y X.

Tesla ha anunciado también un recorte de precios de 2.000 dólares en sus coches para absorber parcialmente la reducción del crédito fiscal federal para vehículos eléctricos.

También cae en bolsa Netflix tras haberse visto obligada a eliminar un episodio de una comedia satírica que criticaba el asesinato del periodista Kashoggi.

El capítulo en cuestión es de la serie ‘Patriota no deseado’ y cuestionaba a Arabia Saudí por el asesinato de Jamal Kashoggi, periodista del Washington Post, en el consulado del reino en Turquía el año pasado.

Netflix lo ha retirado de su plataforma sólo en Arabia Saudí tras recibir una solicitud del país, que considera que el episodio viola una ley contra el delito cibernético.

En un comunicado, un funcionario de Netflix ha declarado que la plataforma ha eliminado el episodio para cumplir con la ley local, puesto que la solicitud era legalmente válida. Sin embargo, la medida plantea nuevos interrogantes sobre los límites de la libertad de expresión en internet.

Por cierto que el CEO de Netflix, Reed Hastings y su director de contenido, Ted Sarandos, recibirán 31,5 millones de dólares cada uno este 2019. Para Hastings, todo menos su salario de 700.000 dólares vendrá en forma de opciones sobre acciones. Sarandos recibirá 13,5 millones de esta forma. Esto supone un aumento del 7% para Hastings y del 20% para Sarandos.

OTROS PROTAGONISTAS

  • Microsoft obtiene luz verde para montar su primer centro de datos global en Qatar

Se llamará Azure Cloud Computing y su creación forma parte del plan de Microsoft para expandir su plataforma en la nube Azure en Oriente Medio. Ya el año pasado anunció que tenía la intención de asentarse también en Emiratos Árabes.

En paralelo, Qatar ha emitido un proyecto de ley que sienta las bases de Media City, que tiene como objetivo atraer a medios internacionales, empresas tecnológicas e instituciones de investigación.

  • También Google recibe el visto bueno. En este caso, para poner en marcha su Proyecto Soli

Se trata de una iniciativa difícil de explicar, puesto que no existe nada parecido. Pero, en resumen, consiste en unos radares diminutos capaces de reconocer los movimientos que realizamos con nuestras manos para interpretarlos y crear interfaces sin necesidad de tocar la pantalla.

Estos radares podrán implementarse en cualquier dispositivo: móviles, weareables, coches… Incluso en aviones.  Con esta tecnología, se podrán realizar gestos complejos como el de “pinza” con las manos o pulsar un botón invisible. Pese a que no hará falta tocar ninguna pantalla, las interacciones se sentirán de forma física al tocarse los dedos entre sí.

Google ha recibido ya la aprobación de la Comisión Federal de Comunicaciones de EEUU para implementar este proyecto. Luz verde que llega después de que Google y Facebook se hayan puesto de acuerdo respecto al rango de frecuencias que utilizarán estos pequeños radares.