UBS: El gran riesgo de 2019 es la inflación

A grandes rasgos: en 2019 creceremos menos, tendremos mucha volatilidad en los mercados pero es improbable que se produzca una recesión. Son las previsiones del banco suizo UBS en su informe ‘Year Ahead 2019’. El peor de los escenarios que estudia UBS podría provocar una recesión en Estados Unidos en 2020. Los culpables: la inflación y la Reserva Federal.

Este escenario contempla que si la inflación en Estados Unidos se dispara el próximo año, la Fed se vería forzada a subir los tipos de interés en cada una de sus próximas reuniones, lo que aplanaría o invertiría la curva de tipos para mediados de 2019. La consecuencia de esto: una venta masiva de acciones y el comienzo de una recesión en Estados Unidos a principios de 2020.

La desaceleración también es clave en su informe. UBS prevé que la rebaja del crecimiento global será de 2 décimas: pasará de un 3,8% a un 3,6% en 2019. Eso sí, dicen que el crecimiento se mantendrá robusto, aunque dicen que por esa desaceleración podríamos presenciar el final del ciclo económico durante ese año.

El banco suizo advierte de que a medida que nos acercamos al final del ciclo, los inversores deben de estar preparados para una mayor volatilidad en bolsa, una de las principales características de 2019 según este informe. La estrategia a seguir en este entorno: una diversificación global, para no exponernos al peligro que supone tener presencia en un solo mercado.

A pesar de todo, Mark Haefele, Chief Information Officer de UBS, ha dicho textualmente que “una ligera desaceleración del crecimiento económico y de los beneficios empresariales no significa que vaya a producirse una recesión”. Dicen que el consumo, la inversión y el crecimiento del empleo actual no se corresponden con las causas de una recesión en el histórico.

Si miramos a nuestro país, UBS coincide con organismos como el FMI o la OCDE con respecto a las previsiones de crecimiento español. Concretamente, el banco suizo prevé que la economía española se ralentice un 1% hasta 2020. Pasaremos de un crecimiento del 3% del PIB en 2017 a solo un 2% para el año 2020. Eso sí, la rebaja es más baja a medida que van pasando los años: en 2018 el crecimiento se contraerá un 0,5%, mientras que en 2019 la rebaja será de un 0,3% y de un 0,2% en 2020.