Subway sirve más de 7 millones de bocadillos al día

• Cuenta con cerca de 44.000 establecimientos en más de 100 países, 65 de ellos en España

La cadena de bocadillerías Subway continúa creciendo en nuestro país. La compañía ha inaugurado recientemente su 65 restaurante. Estos se suman a los cerca de 5.000 establecimientos repartidos por toda Europa.

El origen de Subway® se remonta a 1965, cuando su fundador Fred DeLuca puso en marcha en Connecticut, EE. UU., un establecimiento especializado en la venta de unos ricos bocadillos, hechos al momento. Desde entonces, el número de clientes no dejó de crecer y DeLuca decidió iniciar la expansión de su negocio a través del sistema de franquicia.

Tras más de 50 años de recorrido, Subway® fue clasificada en enero de 2018 como la franquicia de servicio rápido número 1 (QSR) en todo el mundo por recuento total de restaurantes, con cerca de 44.000 establecimientos a nivel mundial, gestionados por más de 21.000 franquiciados.

Gracias a esta estructura, Subway® se ha consolidado como una de las marcas más reconocidas del mundo.

Subway® no es un concepto de comida rápida, sino una cadena de servicio rápido. La compañía opera en el sector del QSR, Quick Service Restaurant. El cliente llega a la tienda, le saludan, y le preguntan amablemente cómo quiere su bocadillo. El cliente puede una inmensa combinación de bocadillos, hecho delante de él, totalmente personalizados y a su gusto y puede también elegir entre distintos tipos de pan, -pan blanco, pan Integral y en una amplia variedad de panes condimentados-, y horneados a diario en cada uno de sus restaurantes.

Otro aspecto diferencial de Subway® consiste en que es en sus propios establecimientos donde se cortan y preparan diariamente las verduras frescas, así como su amplia variedad de rellenos fríos y calientes, dando lugar a más de 4.9 millones de combinaciones distintas.

Los restaurantes Subway® se pueden adaptar a locales desde 15 m2 a 250 m2.

Gracias a esta flexibilidad es posible encontrar un restaurante de la compañía tanto en los espacios más tradicionales (a pie de calle, en centros comerciales, o en edificios independientes) como en ubicaciones menos habituales como estaciones de servicio, aeropuertos, estaciones de tren, hospitales, universidades. etc. Todo ello la convierte en una cadena tan flexible en cuanto a tamaño como en cuanto a inversión.

La inversión para hacerse con una franquicia Subway oscila entre los 150.000 y los 200.000 euros, lo que también la sitúa como la más económica actualmente dentro del sector de la comida rápida.

De la misma forma, destaca lo sencillo de operar una franquicia de la enseña, pues no es necesario salida de humos y se pueden abrir restaurantes en lugares convencionales (a pie de calle, centros comerciales…) y no convencionales, como en gasolineras, universidades, parques temáticos, museos, estadios u hospitales.

Subway ofrece una nueva alternativa a la comida rápida tradicional, sirviendo 7 millones de bocadillos hechos bajo pedido por día. Sus clientes pueden elegir entre 4,9 mil millones de combinaciones de variaciones, incluyendo proteínas de calidad, verduras frescas y pan horneado diariamente.

La cadena de restaurantes más grande del mundo sirve deliciosos y nutritivos sandwiches, sopas y ensaladas en aproximadamente 44,000 restaurantes en más de 100 países. Subway también se entrega online en www.Subway.com y a través de la aplicación Subway®, disponible en mercados selectos en Apple App Store y Google Play.

Fundado por Fred DeLuca, de 17 años, y su amigo de la familia, el Dr. Peter Buck hace más de 52 años, Subway sigue siendo un negocio familiar que trabaja con más de 21,000 franquiciados dedicados en comunidades de todo el mundo.