Sostenibilidad urbana: Objetivo 0 emisiones

La cultura de la movilidad urbana ha ido cambiando con el paso de las décadas, “en los años 80 la movilidad era sinónimo de coche”, asegura en Capital Radio Paco Narváez, comisionado para planes de movilidad de AMB.


Tras los altos episodios de polución en Madrid, el Ayuntamiento de la capital ha modificado su plan de actuación y para la próxima década restringirá la circulación de los vehículos más contaminantes. “En Barcelona  ya trabajamos para tener una movilidad más eficiente y menos contaminante”, explica Adria Puigpelat, jefe provincial de tráfico de Barcelona de la DGT.

En este sentido, la Dirección General de Tráfico ya trabaja para mejorar la fluidez de las carreteras españolas. Por ello, las nuevas tecnologías “cobran especial importancia”, añade Susana Gómez, subdirectora adjunta de vehículos de la DGT.

La tecnología trae consigo nuevas formas de moverse por la ciudad, una de ellas es la micromovilidad donde “Barcelona vuelve a tener un papel importante”, señala Adriana Malé, adjunta al gerente de movilidad e infraestructuras del Ayuntamiento de Barcelona. “La micromovilidad  también hay que regularla y diferenciar los tipos de vehículos que hay”, puntualiza Susana Gómez.

Hasta la implantación de estos nuevos vehículos, la solución para reducir la polución es, en palabras de Pedro Díez, responsable de seguridad y medio ambiente de Anesdor, “esperamos que se incorporen medidas que favorezcan a las dos ruedas y se mejore su uso”. Desde el apartado empresarial, Manuel Orejas, director comercial de Arval, ha señalado los apoyos que la industria realiza para reducir la contaminación en las grandes ciudades.