Saúl Ameliach Presidente de la Fundación IOTA Latino impulsando la tecnología DLT Tangle

Aprende a conocer estas tecnologías y cómo se están implantando en la actualidad. Es posible que no conozcas de la existencia de la fundación IOTA y de cómo ha revolucionado e impulsado la tecnología. Vamos a explicar cual es el mecanismo empleado por esas empresas y cuál es el objetivo a conseguir por parte de ellos.

La tecnología DLT

Las siglas en inglés de DLT significan Distributed Ledger Technology. Estas tecnologías DLT son sistemas que permiten registrar las transacciones de activos en que las transacciones se registran en múltiples lugares a la vez. Estos registros contables no disponen de un punto central de almacenamiento o administración, al contrario de lo que sucede con las bases de datos tradicionales.

Mecanismo de acción

En una tecnología DLT cada nodo procesa y verifica cada elemento. Siguiendo esta dinámica se genera un registro de ellos, de forma que se crea un consenso sobre la veracidad de cada elemento.

Las tecnologías DLT pueden utilizarse para registrar datos estáticos a modo de registro descentralizado, o también datos dinámicos como pueden ser las transacciones.

Aplicaciones

El Bitcoin fue el primero en poner en práctica las ideas de este sistema. A los pocos años, Ethereum desarrolló y evolucionó el concepto de DLT a lo que se conoce hoy día. Esto supuso la aparición de otras DLT que proporcionaron nuevas características que no tenía Ethereum en aquel momento.

IOTA

Es una fundación sin fines lucrativos que tiene su sede en Alemania. Crearon su propia tecnología a través del concepto de TANGLE, protocolo de comunicación y transacción que reforzó la idea de DLT al crear un concepto nuevo en lugar de basarse en un sistema Blockchain como tantas otras.

Aparición de ciertos problemas

Hace cinco años los fundadores de IOTA reconocieron que existían ciertas limitaciones en las cadenas de bloque públicas convencionales. Se trataba de dos problemas que ocurrían frente al mismo factor común: el aumento del número de transacciones. Ante esta situación, se producía un aumento del número de fees y una disminución de la velocidad. Si lo extrapolamos a actividades industriales, estos dos problemas resultan ser decisivos. Debería ejecutarse en un equipo con capacidad de almacenamiento limitada y los recursos de energía que proporciona la red.

IOTA Tangle

Se trata de un protocolo de fuente abierta que mejora la seguridad de los datos, la integridad y la privacidad para la comunicación entre máquinas (m2m), sin coste alguno. Además, cuando se necesita transferencia de valor para respaldar un modelo de negocio, IOTA proporciona una función opcional de transacción de tarifa cero en tiempo real.

El Tangle es una nueva estructura de datos basada en un gráfico acíclico dirigido. Como tal, no tiene bloques. Debido a esta arquitectura, las cosas en IOTA funcionan de manera muy diferente con respecto al resto de Blockchain.

Para que estas transacciones fueran posibles, IOTA creó una moneda digital conocida como Token de IOTA. A diferencia de las criptomonedas, el token de IOTA permite transacciones con tarifa cero y está diseñado como un protocolo de pago universal.

Al contrario que en las Blockchain en IOTA no existen bloques, sino que cada transacción hace referencia a dos transacciones pasadas. En lugar de que un conjunto de la red sea el responsable del consenso, todos los participantes activos participan directamente en la aprobación de transacciones, de forma que IOTA puede escalar sin cobrar tarifas de transacción

IOTA como criptomoneda

Saúl Ameliach, presidente de la fundación IOTA Latino, en una de sus publicaciones hizo referencia al valor de la IOTA como criptomoneda, moneda digital que no depende de bancos ni intermediarios, es segura y se almacena en carteras digitales o wallets.

Esta fundación se encarga de enseñar y difundir las ideas de IOTA por todo el sector latinoamericano y El Caribe.

Proyectos en común

Este año la fundación IOTA se ha asociado con ITIC (International Transportation Innovation Center) para construir una alianza global de bancos de pruebas de movilidad inteligente. Sin embargo, los objetivos de ambos son diferentes. Por un lado, IOTA quiere crear una comunidad mundial de developers que desarrolle aplicaciones de movilidad inteligente y apunta a desarrollar aplicaciones relacionadas con la energía y gestión de la cadena de suministro. En cambio el objetivo de ITIC es construir una red global de bancos de prueba abiertos y cerrados para incubar y validar servicios de movilidad sostenible basados en inteligencia artificial en entornos de “ciudad inteligente”

Conclusiones

La IOTA nos ofrece un punto de vista interesante, además de una significativa cantidad de aplicaciones que posee. Con el potencial que presenta, en un futuro estaríamos hablando de una revolución tecnológica en toda regla. Siempre que la fundación establezca sus fines en proyectos necesarios para el resto del mundo, el salto tecnológico será un paso positivo para todos.