Comerse España con la Red de Ciudades AVE

Extensa, variada y ¡sabrosa! Así es la gastronomía que se sirve en nuestro país. Una cocina preparada a fuego lento, muy hecha o poco, con guarnición o sin ella, tradicional o moderna, ligera o copiosa. Y es que tenemos un país para comérnoslo. Desde la reina de la comida tradicional, como es la tortilla de patata, esa que siempre apetece y nunca falla; hasta el gran secreto andaluz contra el calor del sur: el gazpacho. Paella, calamares, migas, cocido…  España es parte de cada uno de nosotros, de nuestra mesa y paladar.

Saludable y deliciosa. La gastronomía española es ya uno de los principales reclamos turísticos de la marca España. Su principal referente, la dieta mediterránea (Patrimonio Inmaterial de la Humanidad), se basa en aceite de oliva virgen, frutas y verduras, quesos, embutidos, pescado y carnes de primera que se complementan con los mejores vinos con Denominación de Origen.

Comida regada con los mejores caldos, un menú imprescindible al que se une ahora un ingrediente estrella: la Red de Ciudades Ave, una nueva forma de viajar y descubrir España, de llegar a ciudades únicas y disfrutar de las principales rutas gastronómicas y enológicas del país.

Un viaje en tren desde Sevilla a Barcelona, haciendo paradas en importantes mesas castellanas

Recorrer las distintas Comunidades de la geografía española a través de distintas rutas gastronómicas no solo permite conocer los sabores de la tierra, también descubrir lugares nuevos. La Red de Ciudades Ave acerca todas y cada una de estas posibilidades convirtiendo un único viaje en un racimo de aventuras.

Un tren sale rumbo al sur, después de haber disfrutado del olor castizo de un Madrid real, de los deliciosos calamares de la Plaza Mayor y las patatas bravas más picantes de La Latina. Llega a Andalucía dejando atrás aquel sabor de cocido madrileño, croquetas y huevos estrellados con jamón.

 La gastronomía andaluza es tan variada y rica como sus paisajes. Una mesa ideada para la dieta mediterránea con influencia de las muchas culturas que han pasado por España, como la romana o la árabe. Sevilla cuenta con establecimientos donde disfrutar de la cocina más tradicional mezclada con nuevas propuestas. La ciudad es mercado de abastos, un lugar donde desayunar se convierte en mito con establecimientos que cuentan más de 100 primaveras, olor a pescaíto frito en las calles…Y quien dice Sevilla, dice Málaga o Córdoba, esta última con un gran prestigio en el ámbito nacional que le ha valido el título de Capital Iberoamericana de la Cultura Gastronómica en el año 2014 y la distinción de siete productos con Denominación de Origen Cordobesa.

Que si el tren se detiene en Andalucía, también lo hace en Cataluña. La gastronomía catalana ha logrado un merecido prestigio a nivel internacional y lo ha conseguido gracias a concebir una cocina actual y equilibrada donde las recetas tradicionales tienen un toque innovador. Sana y variada, su arte culinario es uno de los mejores ejemplos de la dieta mediterránea. Pocas ciudades del mundo disfrutan de una red como la que tiene Barcelona: 39 mercados alimentarios y cuatro no alimentarios que constituyen un patrimonio único. Lleida, miembro de la Ruta del Vino de Lleida, es una de las mayores zonas frutícolas de Europa, líder además, en cría y engorde de cerdo. Tarragona, otra parada imprescindible con sabor a mar y huerta.

Una ruta gastronómica que puede continuar, partir o terminar en la Comunidad Valenciana. Alicante o Valencia, paradas obligatorias para probar una de las delicias gastronómicas de España: la paella. Más escondida, pero completando una región de sabor mediterráneo, Villena se corona por su rica huerta en cuyos campos se cultivan gran variedad de productos hortícolas sin olvidar, además, que la capital del Alto Vinalopó posee el mayor número de bodegas de la D.O. Alicante.

Si hay un destino en términos gastronómicos y culturales que hay que apuntar en la agenda, ese es León. Cocido maragato, botillo del Bierzo, bacalao al ajo arriero, quesos, empanadas… Estos son muchos de los manjares gastronómicos que ofrece León y que le han dado el título de Capital Española de la Gastronomía en 2018.

A Castilla y León y Castilla La-Mancha se las conoce como “la España del asado” y cuando se trata de comerse una jugosa pierna de cordero o un cochinillo, los castellanos son los auténticos expertos. Albacete, Toledo, Ciudad Real, Cuenca, Segovia, Valladolid y Zaragoza son otras de las paradas que se pueden unir a esta escapada en tren para disfrutar España en sabor puro.

Catedral Sevilla

Red de Ciudades Ave

La Asociación, que tiene como objetivo promocionar todos aquellos destinos que la forman, comercializa dos tipos de productos turísticos: Avexperience y Renfe Spain Pass.

Red de Ciudades AVE

Una escapada diferente donde experiencia, aventura y emoción se convierten en sinónimos. Un producto turístico que engloba viaje en AVE, hoteles a precios especiales y actividades de ocio en el destino. Una oportunidad para conocer y vivir cada ciudad. La información se encuentra en avexperience.es

Renfe Spain Pass

Un servicio de billetes dirigido exclusivamente a los turistas extranjeros lo que supone una nueva forma de viajar y que, además, facilita los desplazamientos pudiendo conocer varios destinos de la Red de Ciudades Ave en una misma escapada. Se pueden elegir 4, 6, 8 o 10 viajes y comprarlos hasta con 6 meses de antelación. Está disponible en dos categorías (turista y business) y para dos tramos de edad (niños y adultos).