El Ibex sube un 1,62% en la semana y se acerca a los 9.700

 

El Ibex 35 ha cerrado la semana en los 9.686 puntos tras subir un 1,62% en la semana. El selectivo ha cerrado la sesión de este viernes con una revalorización del 0,41%, continuando con la tendencia alcista de las últimas dos jornadas.

El índice se ha visto impulsado, principalmente, por ACS y Amadeus, que han experimentado subidas del 2,99% y el 2,73%, respectivamente.

En el caso de ACS, sus títulos se han visto aupados hasta los 30,22 euros por acción al calor de un acuerdo con Atlantia anunciado ayer para hacerse con el control de Abertis y resolver su ‘batalla’ de OPAs. ACS se disparó el jueves un 7% en Bolsa.

En el lado de las ganancias se han situado también, con revalorizaciones superiores al 1%, Dia (+1,81%), Grifols (+1,72%), Técnicas Reunidas (+1,44%), Telefónica (+1,3%), Viscofan (+1,27%) y Cellnex (+1,14%), entre otros.

ArcelorMittal, por el contrario, ha liderado las pérdidas, con un descenso del 0,82%. IAG le ha seguido el ritmo con una bajada del 0,62%, Acerinox con un 0,45% y CaixaBank con un 0,41%.

En el mercado continuo, continúan las caídas en eDreams, que  se suman a las de ayer cuando recortó su precio casi un 30%, tras no recibir ofertas atractivas de potenciales compradores. Bajadas hoy para la biofarmacéutica Oryzon Genomics de un 5% después de anotarse ayer una subida superior al 40% tras un informe de la firma Edison que el que le otorga un potencial superior al 300%.

En la agenda anotamos la junta de accionistas de Mapfre. Su presidente Antonio Huertas hará balance de la evolución del plan estratégico de la compañía que concluye este año y se somete a su reelección por cuatro años.

En la bolsa francesa, Lagardere, el grupo de medios francés dueño de Paris Match y la radio Europe 1, registra una de las mayores caídas, baja un 6,7% tras unos decepcionantes resultados anuales.

Y la compañía británica de satélites Inmarsat baja un 6,2% tras decir que reduciría su dividendo en 2018 y en adelante para potenciar su división de aviación después de que cayera su beneficio en el cuarto trimestre.

Atención también a los títulos de la cervecera Heineken porque China Resources Beer podría comprarle su negocio en aquel país, en China por unos 1.000 millones de dólares.  Y ojo al movimiento de la petrolera Royal Dutch Shell y la firma de inversión norteamericana Blackstone trabajan en una oferta de compra conjunta de 10.000 millones de dólares para hacerse con el negocio de shale, de petróleo de esquisto,  de BHP Billiton en Estados Unidos.