El Ibex mantiene los 9.000 a la espera del Supremo

Bolsa

El Ibex 35 cierra la sesión con un leve repunte del 0,2% y se mantiene en la barrera de los 9.000 puntos. En concreto, cierra en 9.010,7 puntos, pendiente de la decisión del Tribunal Supremo sobre delibera hoy si los bancos serán los encargados de pagar el Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados de las hipotecas.

La mayoría de compañías han finalizado la sesión en verde. Destaca DIA, disparada un 19,56%, debido a movimientos especulativos. Le han seguido valores como Acciona (+2,25%), Bankia (+1,8%), Enagás (+1,3%), Cellnex (+1,25%) o Telefónica (+0,99%).

En la otra cara de la moneda, cierran en rojo CIE Automotive (-2,19%), Meliá (-2,04%), Indra (-1,67%), Ferrovial (-1,41%), Viscofan (-1,35%), Merlin (-1,08%), Amadeus (-0,95%) y Acerinox (-0,74%).

Respecto al resto de índice europeos, Alemania y Francia cierran con pérdidas. El DAX de Frankfurt recorta un 0’22% y el CAC 40 de Paría un 0’01%. El FTSE 100 de Londres se anota un ligero avance del 0,11%.

 

 

PROTAGONISTAS

Hoy Naturgy ha presentado cifras hasta septiembre: pérdidas de 3.000 millones de euros por el deterioro de activos que llevó a cabo en la primera mitad del año. El ebitda recurrente le ha subido un 10% apoyado por la mejora en el negocio de Gas y Electricidad y la estabilidad de los negocios de infraestructuras.

También ha ofrecido cifras Grifols. El beneficio neto aumenta un +8,5% hasta 468 millones de euros. La cifra de negocio se ha situado en 3.263 millones de euros con un crecimiento  operativo de los ingresos del +0,4% teniendo en cuenta el impacto por tipos de cambio. En el tercer trimestre, se aceleran los ingresos con repuntes de un 8,1% impulsados por la fortaleza de la demanda de las principales proteínas plasmáticas de la División Bioscience. El Ebitda reportado le ha bajado un 2,2% hasta los 939 millones.

Y Euskaltel ha ganado 46,6 millones de euros en los primeros nueve meses de 2018, un 41,5 % más gracias a mayores ingresos que han subido más de un 17%. Hace dos semanas el fondo de inversión británico Zegona anunció una oferta por el 14,9 % del capital de la empresa, lo que le convertiría en el primer accionista del grupo de telecomunicaciones.

Hoy sin duda el sector financiero está en el foco de atención de los inversores. Por un lado en España, el pleno del Tribunal Supremo aclarará el impacto que tendrá en la banca la sentencia sobre el impuesto de las hipotecas. Y por otro se cotizan los test de estrés que se publicaron el viernes cuando estaba cerrado el mercado.

En el caso de las entidades españolas, el Banco Sabadell fue el que obtuvo un resultado más ajustado. Mantendría una solvencia del 7,58% a cierre de 2020, la nota más baja de la banca española. La entidad señala que ha llevado a cabo una serie de acciones en 2018 que le permitirían elevar su ratio de capital de máxima calidad “fully loaded” hasta el 8,39%.

En el escenario más adverso de estas pruebas, BBVA alcanzaría un nivel de capital CET1 fully loaded del 8,80% en 2020 en el escenario adverso, Santander el 9,20% y Caixabank el 9,11%.

Todos los bancos evaluados superaron el 5,5% de ratio de capital en un escenario de adverso. Sin embargo, los británicos Barclays y Lloyds y el italiano Banco BPM han tenido los peores resultados. Entre los diez peores se sitúan Societe General y Deustche Bank. Los títulos de BPM están bajando un 3%. Cae también Intesa SanPaolo un 2%.

Por cierto, el banco francés Société Générale ha vendido su unidad polaca Euro Bank al Banco Millennium como parte de sus planes de desinversión de activos no esenciales para centrarse en sus actividades principales. La venta supondrá una reducción de 2.000 millones de euros en sus activos ponderados por riesgo y mejorará su ratio de capital en 8 puntos básicos.

DWS, la rama de gestión de activos de Deustche Bank, ha comprado un 15%  de Neo Technologies, una firma digital de Dubai. No han revelado el valor de la transacción.