Francisco García Paramés invirtió un 2,6% de su fondo Cobas Iberia en DIA antes del desplome de octubre. Hoy ha reconocido que se equivocó. Reconoce que no tenía que haber entrado en el valor. Entre otras frases dice en una jornada de El Economista:

– “Éramos conscientes de que la compañía no lo estaba haciendo bien”.

– “Toda la caída de la acción de 6 a 2 euros la hemos visto sin ningún interés. En 2 y pico  pensábamos que había limpiado lo que había de malo pero aún le quedaba limpieza. Hemos entrado 2 meses antes de lo que tocaba”.

– “Si hay ampliación de capital veríamos qué números se presentan”.

CLAREL EMPIEZA A CERRAR TIENDAS

Justo se produce esta declaración en el día en el que Capital Radio ha indicado que DIA empieza a echar el cierre a una de sus marcas menos conocida, Clarel, una de sus enseñas enfocada a la perfumería o el cuidado personal y que fue creada hace cinco años.

El motivo es que DIA se encuentra en pleno proceso de cambio para hacer frente a la delicada situación financiera en la que se encuentra inmersa, sobre todo en la reducción de su deuda de 1.422 millones de euros. 

Para reducirla, el nuevo consejero delegado Antonio Coto, explicaba que una de las fórmulas es cerrar las tiendas que no son rentables y revisar aquellos negocios no estratégicos. Uno de ellos es Clarel, para el que se buscan opciones estratégicas pero lo cierto es que vemos como algunas de estas tiendas están echando el cierre en los barrios de la capital.

Hoy 20 de noviembre cierra una de ellas. No es la primera. Fuentes cercanas a Capital Radio aseguran que en los últimos meses han cerrado unas cuatro tiendas de esta marca, algunas “porque no van bien”.

Ante esta situación, nos preguntamos si vamos a ver los primeros movimientos de cierres de este tipo de marca o si se trata de un caso residual o puntual. “Si es algo total o parcial, dependerá de la urgencia que tenga DIA para rebajar la deuda. La solución pasa por el cierre de tiendas no rentables o la venta de Clarel”, dicen analistas consultados. “Que se vaya a cerrar este tipo de tiendas está por ver. Lo que es una realidad es que la compañía necesita reducir la deuda de forma urgente y recuperar en el año 2020 niveles de rentabilidad razonables”.

Otros expertos apuntan a que el cierre de algunas enseñas, como ya ha pasado con Max Descuento, “es bueno. DIA tiene que transformarse porque su modelo de negocio no es sostenible. Eso es lo que dice la actual cotización en 0,74 euros. El mercado no se cree que la deuda se vaya a pagar con el actual Ebitda que genera”.

Otros analistas son claros. “La compañía no es competitiva respecto a otras cadenas o la competencia. Por ejemplo, la sección de frescos es muy escasa. Un negocio así, acabará cerrando. DIA está quebrada en el medio plazo”, sentencian.

Otros como Nicolás López de MG Valores, cree que DIA tardará tiempo en darnos buenas noticias.


“Cuando se vive esta situación, el riesgo es que la deuda vuelva a aumentar porque no se gana el suficiente dinero para cubrir inversiones, por lo que los inversores se ponen nerviosos y empiezan a vislumbrar la posibilidad de una operación de ampliación de capital para mejorar la posición financiera de la compañía”, apuntan unas fuentes.

“Esta es la razón por la cual la acción ha caído en Bolsa de forma tan brusca en los últimos meses porque el mercado teme que en algún momento cercano la compañía anuncie una ampliación de capital y eso diluya a los accionistas”. Desde MG Valores, creen que tendremos que esperar tiempo para que la acción se recupere.

La compañía estaría renegociando su deuda con las entidades bancarias para alargar su vencimiento. Recordamos que DIA tiene dos créditos sindicados por 525 millones y que el profit warning anunciado el pasado 15 de octubre ha presionado considerablemente los niveles de endeudamiento.

Con todo, los analistas aconsejan cautela con este valor, a la espera de conocer los detalles del plan estratégico previsto para el próximo 15 de enero.