Objetivo OHL: más pequeña pero más rentable

Los inversores han recibido con bajadas significativas los últimos resultados trimestrales de OHL y el nuevo plan de negocio hasta 2020. Sus acciones han comenzado la sesión con recortes de un 15% que después ha ido moderando hasta el 3%.  Las cuentas de OHL se han visto afectados negativamente por el tipo de cambio en varios mercados donde opera, penalizaciones en relación con un proyecto en Guatemala y ajustes ligados a la venta de su división de concesiones. El grupo controlado por el empresario Villar Mir perdió 144,9 millones de euros entre enero y marzo frente a un beneficio de 8,3 millones en el mismo periodo de 2017.

Los ingresos bajaron un 7,9% por la menor actividad en ingeniería y construcción. El Ebitda, también afectado por los tipos de cambio y el proyecto en Guatemala arrojó un saldo negativo de 36,4 millones de euros frente a un resultado positivo de 6,1 millones de euros en el mismo periodo del año anterior.

Plan estratégico

Tras vender su negocio de concesiones por 2.600 millones de euros al fondo IFM Investors en una operación que se ha cerrado en abril, OHL presenta su nuevo plan de negocio centrado en la construcción y promoción de concesiones. El plan contempla unos ingresos de 2.800 millones de euros y un Ebitda de unos 140 millones.

Captura OHLQuiere ser más pequeña, pero más rentable, según han insistido sus directivos en la presentación. Su presidente Juan Villar Mir, señala que “han abierto una nueva época” y que “están ilusionados hasta la médula”. Se van a centrar en dos líneas de negocio, Construcción y promoción de Concesiones, se van a focalizar en tres regiones, Estados Unidos, Latinoamérica y Europea y van a ser muy estrictos en la selección de proyectos, según ha insistido Villar Mir. El consejero delegado de la firma, Juan Osuna, ha confirmado que el consejo de administración está estudiando el reparto de dividendo.

Entre los objetivos del plan está liquidar deuda, recortar gastos y recuperar la rentabilidad. Para ello va a recortar a la mitad sus costes de estructura con medidas como el expediente de regulación de empleo que negocia con los sindicatos y que afecta a 196 trabajadores. Además, venderá activos por valor de unos 280 millones de euros.