O2: La jugada de Telefónica para recuperar los clientes que le ha robado MásMóvil

Telefónica quiere recuperar los clientes que le ha robado MásMóvil. Necesita ser más competitiva en el segmento ‘low cost’ y por eso ha lanzado en España su nueva marca O2.

Es el resultado de la amenaza de MásMóvil en el mercado de las telecos. En el último año, más de seis millones de usuarios se han cambiado de compañía móvil. Y quien ha sacado la mayor tajada es MásMóvil, que entre cambio y cambio ha sumado más de medio millón de usuarios, mientras que el conjunto de otras grandes operadoras como Telefónica, Vodafone y Orange han perdido cuota de mercado con una fuga de más de 660.000 clientes. A Telefónica, en concreto, se le han escapado más de 130.000 usuarios de telefonía móvil entre febrero de 2017 y febrero de 2018.

La jugada, por tanto, tiene sentido: Telefónica ya cuenta con una marca low cost, Tuenti, pero con O2 pretende atacar un segmento que apenas está cubierto en el mercado español: el “premium sencillo”, un público objetivo que no se contenta con las ofertas de bajo coste pero que no está dispuesto a pagar precios demasiado elevados por un servicio de telefonía móvil.

El movimiento puede salirle muy bien si consigue atraer clientes de MásMóvil. Pero se trata de un arma de doble filo, porque puede salirle no tan bien si parte de sus clientes actuales se pasan a una tarifa de O2, más barata.

Telefónica ofrecerá sólo dos tipos de contrato con O2: una tarifa sólo móvil con 20GB de datos por 20 euros al mes, o móvil más fibra de 100MB por 45 euros, aunque el precio podría subir a 58 euros en ciudades reguladas por la CNMC, para evitar posibles sanciones por cuestiones de competencia. Telefónica ya utilizaba la marca O2 en Reino Unido con una oferta que busca competir con empresas de bajo coste que no ofrecen servicios de televisión.

Por el momento, se desconoce cómo afectará esta nueva marca a los márgenes de la empresa, que rozan el 40%. Lo que sí se presupone es que Telefónica perderá parte de sus ingresos medios por cliente, ahora en unos 87 euros, a cambio de ganar volumen para mejorar sus ingresos globales. El grupo se ha marcado como objetivo subir un 1% sus ingresos de este año.