No hay un marco jurídico, fiscal y económico que permita hacer VPO

La vivienda de Protección Oficial (VPO) ha pasado a un segundo lugar en el mercado, ¿Qué ha pasado con la VPO en España? Inversión Inmobiliaria reunió a expertos en el sector para analizar cuál es la situación actual de la vivienda protegida y hacia dónde se dirige la VPO en el futuro. “En los años de crisis la vivienda protegida tanto de promoción pública como privada, ha sostenido en gran parte el sector y en este sentido ha cumplido su papel. Lo cierto es que esas medidas que incidían directamente con ayudas directas y ventajas fiscales han desaparecido y parte de esa naturaleza con la que nace la vivienda protegida se ha perdido en el camino. Sin embargo, hay otro elemento en el que la Administración Pública participa que es en la producción de suficiente suelo, donde parte de este suelo cuenta con algún tipo de protección más asequible para la vivienda. En este sentido,  está claro que en este nuevo marco y tras pasar una grave crisis económica e inmobiliaria, nos tenemos que replantear  qué es la vivienda protegida y hacia dónde va en un futuro y es evidente que el modelo que se ha hecho en los últimos 40 o 50 años no es válido para dar respuesta a la situación actual”, afirma José María García, director general de vivienda en la Comunidad de Madrid.

Si analizamos la situación que hay en el mercado a día de hoy, Juan Casares, vicepresidente de la Federación de Cooperativas de Viviendas de España (Concovi), explica que “la vivienda protegida tenía un aliciente claro a través de ayudas y subvenciones y alicientes fiscales y líneas de financiación que han desaparecido pero sin embargo, si se ha mantenido el perfil del usuario de una VPO. Entonces si mantenemos ese perfil económico y de renta para poder acceder a una vivienda protegida y tienes que tener una renta patrimonial concreta y por otro lado,  se retiran las ayudas el mercado lo detecta, y los promotores da igual sean o no cooperativas, que son los que tienen que actuar sobre dichos suelos dejan de tener una base económica fundamental que hace inviable hacer VPO. Ahora mismo nos encontramos con que la VPO existe porque hay suelo calificado para hacer VPO sobre él, pero a efectos reales del mercado, no existe, porque sólo existe si hay demanda y sí es verdad que hay familias que necesitan acceder a una vivienda protegida pero lo que no hay es un marco jurídico, fiscal y económico que lo permita”.

Si nos acercamos y ponemos la lupa en un mercado, Juan José Perucho, director general del Grupo Ibosa afirma que “en Madrid, capital, no hay vivienda de protección oficial porque no hay suelo y si no hay suelo no hay vivienda y esto va ligado a la producción de suelo que por obligación legal debe haber un porcentaje de suelo para VPO pero hoy por hoy no hay suelo en Madrid. Si nos vamos a la comunidad si hay VPO pero en este caso hay que valorar el diferencial de precios entre una VPO y una vivienda libre. Se han dado casos, en concreto en el Ensanche de Vallecas nos ha pasado a nosotros, que la vivienda de protección de precio limitado (VPPL) era más cara  que una vivienda libre, luego el mercado no ve en estas viviendas una ayuda. El mercado tiene vaivenes en los precios, sin embargo, los precios administrativos tienen una regulación bastantes más lenta y se pueden dar circunstancias donde se cruzan estos valores. Lo que sí es verdad, es que hay demanda y yo como gestor de cooperativas puedo afirmar que hay un volumen importante en Madrid de gente que no puede comprar una vivienda de más de 200.000 euros y se tiene que ir a la periferia porque Madrid no genera suelo para este tipo de público”.

En lo que todos los contertulios están de acuerdo es que la vivienda de protección es una necesidad y tiene que dar respuesta a esa demanda de gente que no puede acceder a una vivienda libre. “Haya suelo o no, que también es otro problema,  se da el caso y en el periodo de crisis se dio más esa diferencia, que los precios se ajustan para vivienda protegida y vivienda libre pero sobre todo en momentos alcistas del mercado la diferencia de precios es más notable y se hace más necesaria la existencia de VPO. La Administración Pública ha quitado la política estatal de ayudas y quedan otros mecanismos para fomentar vivienda protegida. Pienso que el primero debería ser la creación de suelo y ser más ágiles con todos los trámites urbanísticos para poner suelo en el mercado, porque con materia prima el mercado también se va regulando. Otro mecanismo es dar incentivos fiscales”, apunta Mariam Martín Ferreiro, presidenta de Víveme.

Por otro lado, David Botín, director corporativo de Desarrollo de Negocio de ACR Grupo puntualiza en el debate que lo que es necesario es la vivienda accesible, no la vivienda protegida. “En España hay muchos mercados donde la vivienda libre está a precios similares o por debajo, de la vivienda de protección oficial. Nosotros en ACR Grupo nos encontramos con dificultades de venta por la limitación en vivienda protegida en zonas como en Navarra o Valladolid porque la vivienda libre tiene una accesibilidad que la hace más competitiva en el mercado y lo que hay que hacer es tener una vivienda accesible sea protegida o no. La política de vivienda tiene que cambiar radicalmente. Hemos tenido una política de vivienda en los años de expansión enfocada a la promoción de VPO en propiedad y ahora en el contexto social y económico actual debemos fomentar más el alquiler como vía prioritaria para acceder a la vivienda”.

En esta misma línea Carolina Roca, vicepresidenta de Asprima (Asociación de Promotores de Madrid) concluye que “hemos perdido el acceso a la primera vivienda a nivel nacional y en Madrid también y esto tiene importantes consecuencias macro económicas y sociales. Es verdad que se ha recuperado el ritmo de transacciones de vivienda pero son de reposición y en estas operaciones no entran el acceso a la primera vivienda, por tanto son operaciones de viviendas de familias con un nivel adquisitivo más alto, por lo que tenemos un grave problema social. Dar viabilidad a la vivienda protegida es imperativo para solucionar esta situación. Respecto al suelo no veo tanta escasez para el nivel de productividad de vivienda que tenemos en la Comunidad de Madrid y en la capital para suelo protegido, el problema está en que a día de hoy tal y como está el marco normativo de la vivienda protegida, al promotor le cuesta dar el paso e invertir en ese suelo por la complejidad del marco normativo y económico que hay”.

 

Puedes escuchar todo el debate a partir del minuto 30