El negocio en auge de los productos sin gluten

El gran aumento de la intolerancia al gluten entre la sociedad ha provocado que emerjan negocios especialistas en la venta de productos para celíacos. Por otra parte, los supermercados y las tiendas de alimentación también están incluyendo productos de este tipo para que cualquier pueda consumir alimentos cotidianos como pan, pasta o galletas. El factor publicitario que ha surgido en manos de personajes mediáticos ha provocado el lanzamiento de este sector en la industria alimenticia.

Podemos afirmar que la industria de los productos sin gluten está en pleno auge. Actualmente este mercado factura la cantidad de 80 millones de euros en nuestro país, y además se predice un aumento del 15% anunciado por el director general de la Asociación de Celíacos y Sensibles al Gluten de Madrid, Roberto Espina. Las previsiones en cuanto al número de personas diagnosticadas como celíacas o sensibles al gluten son bastante elevadas.

La moda de evitar el gluten en la dieta diaria

En algunos casos parece haberse convertido en una moda a causa del impacto que ha tenido en los medios de comunicación por parte de celebrities y caras conocidas tanto del panorama nacional como del internacional. Muchos jóvenes han decidido copiar a sus famosos favoritos para hacerse más a ellos, este es el caso de Victoria Beckham o Miley Cyrus, las cuales mantienen esta dieta por motivos de salud. También se ha convertido en un referente deportivo, pues tenistas como Novak Djokovic consume alimentos sin gluten con el fin de aumentar su rendimiento deportivo. Aunque las modas puedan parecer formas inútiles de que un grupo de personas siga tendencias iniciadas por un modelo o referente, en este caso puede haber sido un modo de cambiar la mentalidad de la sociedad para que piense en el efecto que tienen ciertos alimentos en su salud.

Comer muchos alimentos con gluten no es saludable, y tanto es así que los médicos llevan confirmando ya varios años. Eliminar estos productos de nuestra dieta no supone una pérdida grave de nutrientes o vitaminas, pues siempre se pueden conseguir de otro modo. De tal manera, hay quienes tienen una intolerancia que no les permite comer alimentos con gluten; así como otras personas han decidido no hacerlo por motivos de salud.

Independientemente de los motivos, ha nacido esta corriente que está pisando fuerte en el mercado industrial alimenticio. Actualmente encontramos muchos tipos de productos aptos para celíacos en cualquier tienda o supermercado habitual. También se pueden conseguir productos que no se venden en ningún establecimiento físico por Internet, pues existen marcas especializadas en productos sin gluten que funcionan únicamente en la red.

Aumento del mercado sin gluten en España

 España ha experimentado un gran cambio de gustos, preferencias y necesidades dentro de la sociedad en el ámbito alimenticio. Nuestro país ha pasado de productos contados para celíacos, difíciles de conseguir, a crear un inmenso mercado con artículos de todo tipo. Según CeliCity esto ha conllevado un aumento del 28% en los últimos diez años posicionándolo como el tercero en el mundo, después de EEUU y Brasil en cuanto a cantidad de productos sin gluten que se lanzan al mercado.

Algunas grandes superficies conocidas en toda España se han unido a la causa de manera inmediata como es el caso de Mercadona, que en el año 2014 y tenía 900 productos disponibles sin gluten; hasta los 1040 que posee en estos momentos. El Corte Inglés también ha aumentado los productos sin gluten en los últimos años. Sin embargo, los grandes triunfadores del mercado son los negocios online especializados en productos sin gluten. La calidad de estos alimentos suele ser mayor aportando más confianza a los consumidores. Además los productos son más personalizados pudiendo encontrar mayor variedad.

Cabe mencionar que a nivel económico, este tipo de productos han experimentado una bajada de precio más que necesaria en base a las necesidades sociales existentes. Cada vez hay más empresas y negocios que ofrecen alimentos sin gluten, de modo que la competencia ha fomentado esta bajada de precios. En muchos países europeos se han llegado a subvencionar a causa de los desorbitados precios que se lanzaban al mercado.

En España estamos ante esta corriente que reclama una intervención del Estado para ofrecer productos que sean alcanzables para los bolsillos de aquellos que los necesiten. Los fabricantes de los productos para celíacos declaran que ya no pueden bajar más los costes, de modo que han pedido exenciones fiscales para satisfacer a los consumidores en sus demandas.

Sin embargo, no todo son problemas. España es el país pionero en etiquetar de manera adecuada los productos. Es sumamente importante que las personas celiacas tengan información suficiente y detallada sobre lo que van a consumir. La legislación obliga a que los ingredientes estén señalados en negrita y subrayados para que sean fácilmente detectables.