Maduro investigará a Movistar por sumarse a la “convocatoria golpista”

El Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, ha anunciado que solicita una investigación contra Movistar, por enviar supuestos mensajes masivos de convocatoria a una marcha multitudinaria contra la nación caribeña.

La oposición salió a las calles de Venezuela este miércoles para manifestar su descontento contra Maduro, con el objetivo de denunciar al presidente como un dictador que se ha metido al país en una crisis profunda.

En relación con esta manifestación opositoria para echar a Maduro del poder, el presidente de Venezuela alega que Movistar recibió dinero de la oposición para difundir información sobre la concentración. Maduro destaca que la empresa de telecomunicaciones española, mandaba cada dos horas “millones de mensajes a los usuarios de teléfono e internet”.

El mandatario incide en que la empresa Movistar debe saberlo porque “no es su función”. Según sus cálculos, se habrían invertido 100 millones de dólares en redes sociales previo a la marcha convocada por la oposición. El presidente asegura que esto “nunca se ha hecho en Venezuela, ni siquiera para una campaña golpista”.

El presidente ha recordado en este sentido, que está en marcha “el plan estratégico de Zamora”, con el que se busca mantener el orden interno ante las supuestas amenazas del golpe de estado. “No permitiré ni desestabilización, ni perturbaciones, ni golpismo”, remarcó.

La nueva ola de protestas que se viven diariamente en Venezuela, ha dejado de momento siete muertos, y centenares de heridos y detenidos.

Estados Unidos analiza la confiscación de activos de General Motors en Venezuela

La automovilística ha anunciado el cese inmediato de sus operaciones en aquel país y se ha visto obligado a despedir a sus 2.700 trabajadores. La decisión se produce después de que, el pasado miércoles, las autoridades locales le confiscaran su instalación industrial en la ciudad de Valencia. La justicia venezolana procedió al embargo en el marco del juicio que enfrenta a General Motors y a un concesionario de Chevrolet en la localidad de Maracaibo. El Gobierno de Nicolás Maduro y el de su predecesor Hugo Chávez han expropiado más de 1.400 empresas y activos privados desde su llegada al poder en 1999, según la confederación de industriales Conindustria.