En determinados sectores, el modelo de negocio se agota. Lo hemos visto con el sector del taxi frente a Uber y Cabify, pero también con otros sectores como la hostelería pasando por los abogados o procuradores.

La solución pasa por adaptarse a los nuevos tiempos de la tecnología. Para el profesor de innovación del IE Business School Enrique Dans, además de tecnología, lo que importa es un cambio de mentalidad.

Y aplica el caso al sector del taxi.

Otro modelo de negocio cuestionado por algunos expertos ha sido el de Correos frente a la competencia de las grandes multinacionales extranjeras que ha irrumpido en el mercado postal español y que a día de hoy arrastra cierra los ejercicios en números rojos.

En las últimas horas, Correos ha presentado su plan de negocio para lanzar nuevas líneas de negocio aprovechando su red de distribución. Por un lado, su red de 2.400 oficinas que tiene repartidas por todo el país, van a prestar determinados servicios bancarios, especialmente en zonas, como las rurales, más afectadas  por el cierre de sucursales bancarias.

Mientras la banca cierra oficinas, Correos busca ampliar los servicios que ofrece a sus ciudadanos. De esta forma, Correos volvería a actuar como banco después de que en 2017 concluyera el acuerdo que en este sentido mantuvo con Deutsche Bank durante unos 16 años.

No obstante, la estrategia de Correos para “aprovechar todo el potencial comercial y de servicio público” de sus, exactamente, 2.396 oficinas, también contempla convertirlas en ‘ventanilla’ de todas las administraciones públicas para que los ciudadanos puedan realizar distintos trámites, desde renovar licencias de caza hasta gestiones con Hacienda.

En paralelo, Correos sigue tratando de potenciar su negocio de paquetería para crecer aprovechando el auge que presenta el comercio electrónico, y a pesar de que ya gestiona el 49% de los envíos de paquete que generan las compras ‘online’.