Los cines vuelven a ser negocio

El cine no teme al futuro. Tras una dura crisis, el sector resurge y no ve competencia en las nuevas plataformas como Netflix. La bajada del IVA desde el 21% al 10% ha reducido los precios del 87% de las salas de cine en España, según recoge la Federación de Cines de España (FECE) en un estudio. Responde así a la asociación de consumidores Facua que acusaba a los cines de no bajar sus precios pese a la reducción del impuesto.

Borja de Benito, portavoz de FECE, destaca que el informe de Facua generó “confusión”. “Era un informe pequeño para lo que es el mercado del cine”. El portavoz apuntó errores en el estudio como “incluir al cine de las Islas Canarias, que no soporta el IVA, y estaban incluidos como que no habían bajado el IVA”.

Un 72% de las salas “han bajado el precio de la entrada íntegramente lo que corresponde a la reducción del IVA” y un 27% ha hecho una bajada parcial. En su día, explica, no aplicaron la subida completa cuando se elevó el impuesto, solo una parte, que es la que ahora han reducido.

La crisis en el cine ha sido fuerte debido al cambio tecnológico a digital que dificultó la actividad. “Los cines han tenido que hacer frente a una inversión muy elevada”, apunta el portavoz de FECE. Para De Benito, las expectativas son buenas a nivel mundial y la industria cinematográfica está ahora en un gran momento. Además, los nuevos formatos e inversiones ofrecen una mayor comodidad al espectador. Espera un incremento de un 1% o 2% de los espectadores de manera anual y no teme a otros agentes como Netflix. 

Los últimos cinco años el cine ha conseguido recuperar espectadores. Borja de Benito sitúa las cifras en 100 millones de espectadores por año. El portavoz también desglosa en directo el reparto de beneficios de la venta de entradas. El 10% corresponde al IVA. El resto de beneficios se reparte a la mitad, el primer 50% iría para la sala de cine y el 50% restante se reparte entre el distribuidor y el productor. “Los derechos de autor son un 3%”, acaba el desglose De Benito.