El BCE advierte a los bancos sobre Turquía

El BCE advierte sobre la exposición de los bancos del euro a Turquía. La entidad monetaria teme que haya algunas entidades financieras, especialmente en España, Italia y Francia, demasiado expuestas al  descenso que registra la divisa en las últimas sesiones.

Según informa Financial Times, los bancos BBVA, Unicredit y BNP Paribas están entre las principales entidades de Turquía y por eso el Organismo Único de Supervisión Bancaria del BCE está monitorizando la situación ante el desplome de la divisa.

Además está previsto que el Ministerio de Finanzas turco presente un “nuevo modelo económico” para enfriar la economía, redirigir los desequilibrios y calmar a los inversores que están sacando sus capitales del país.

La moneda turca ha sufrido un nuevo varapalo de casi el 10% en su cruce con el dólar. La lira turca, que lleva dos meses con una depreciación acelerada, ha perdido en su última sesión casi un 5% frente al dólar y un 4,5% frente al euro.

Desde inicios del año, la pérdida supera ya el 30%, tanto respecto al dólar como al euro. Los expertos atribuyen la depreciación de la moneda turca a la fragilidad de la economía del país euroasiático, basada sobre todo en el consumo interno, con un alto déficit comercial y necesitada de inversiones extranjeras.

El director de Alphavalue, Pablo García, considera que la situación por la que está pasando Turquía no es comparable con la de Argentina, pero no descarta una posible intervención del FMI en la región.

Mientras tanto, el presidente turco, Tayyip Erdogan, advierte repetidamente contra la intención de subir los tipos de interés, mientras que los analistas consideran que esta medida es necesaria para estabilizar la moneda y frenar la alta inflación que ya alcanza el 15%.

Erdogan pide a los turcos que no se preocupen después de que la divisa tocara mínimos históricos y quiere que los bancos otorguen crédito barato para impulsar el crecimiento, pero los inversores temen que la economía se sobrecaliente y acabe realizando un aterrizaje forzoso.