Li Keqiang contra la flexibilización cuantitativa

“La economía mundial muestra signos positivos, pero todavía es frágil y los países deben apoyarse en las reformas estructurales, y no en la flexibilización cuantitativa, para apoyar el crecimiento” asegura el primer ministro chino, Li Keqiang, en un foro en Pekín. Este mensaje, que alude a la política monetaria de los principales bancos centrales del mundo, viene acompañado de su ya habitual defensa del libre comercio. Además, Li asegura que la economía china “se mantendrá estable y seguirá mejorando” y que el país no recurrirá a “devaluaciones competitivas de moneda”.

Le acompañan el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, quien reconoce que “la economía se recupera, pero podría fácilmente descarrilarse por la incertidumbre política y la amenaza del proteccionismo”.

Declaraciones que llegan mientras la mayoría de los índices asiáticos continúan con los ascensos iniciados ayer, con el Topix y el Nikkei japoneses disparados, y a la estela de las alzas de Wall Street. Mientras, se van desvaneciendo las preocupaciones por los posibles daños del huracán Irma y las tensiones con Corea del Norte pasan a segundo plano, a pesar de que ayer el Consejo de Seguridad de la ONU votó a favor de imponer nuevas sanciones a Pyonyang.

El dólar mantiene las ganancias frente al yen y la debilidad de la moneda japonesa beneficia a las compañías exportadoras del país que cotizan al alza, como Nintendo (+3%). El yuan sigue bajando después de que el Banco Central de China diera marcha atrás en alguna de sus medidas anteriores para apoyar la moneda. Un día después algunos inversores lo interpretan como un deseo político de mantener la fuerza del yuan bajo control y otros como una medida de contención a la espera de que disminuyan los temores sobre las salidas de capital.

En cuanto a las noticias corporativas, la Audiencia Nacional española dirige un procedimiento contra el ICBC (Banco Industrial y Comercial de China) como persona jurídica, por su supuesta participación en un delito continuado de blanqueo de capitales. Las autoridades examinan vínculos del banco con varios clientes chinos y sus títulos caen un 0,51% en Shanghai.

En Japón, el gobierno anuncia que venderá 12.000 millones de dólares en acciones de Japan Post Holdings. Una noticia que ha provocado que sus títulos suban un 3,5%, menos de lo que cabría esperar ya que se interpreta que el crecimiento potencial de la compañía no es tan atractivo.

Mientras, el conglomerado chino Fosun eleva su participación en el banco portugués Millennium BCP. Ha alcanzado el 25,16% desde el 23,93% anterior y continúa su estrategia de ir incrementando su participación hasta el 30%.

Por otro lado, el secretario financiero, Paul Chan, advierte desde Hong Kong a los potenciales compradores del mercado inmobiliario más caro del mundo que los movimientos de la FED de Estados Unidos para reducir su balance pueden reducir la oferta de dinero y financiación disponible. Los precios de las casas en Hong Kong han subido un 21% en los 12 meses hasta el 30 de junio, la segunda mayor ganancia global después de Islandia, según un informe de Knight Frank LLP.