La vuelta de Bernard & Parages se llama AzValor

Los ex-Bestinver Fernando Bernad (foto derecha)  y Beltrán Parages (foto izquierda) acaban de crear la gestora de fondos azValor, justo un año después de la polémica salida de la gestora propiedad de Acciona. Inicialmente gestionarán un fondo de Renta Variable Internacional y otro de Renta Variable Ibérica siguiendo la filosofía conocida como Value Investing, cuyo desarrollo durante la trayectoria profesional de sus fundadores les ha dotado de un amplio reconocimiento. Fuentes de la industria dan por hecho que en los próximos días se sumará Álvaro Guzmán, también compañero en su anterior casa.

Beltrán Parages, ceo de la compañía, estará mañana en Capital Radio explicando su nueva aventura en el programa “Capital, la Bolsa y la Vida” que presenta Luis Vicente Muñoz (8.10CET).  “Ya contamos con un equipo de seis analistas que trabajan a pleno rendimiento, enfocados a generar valor en nuestras inversiones”, señala Bernad. La mayoría de estas inversiones se realizarán en Europa, que es la zona que mejor conoce el equipo de la gestora, pero sin limitarse a invertir en otras geografías “en busca de empresas con buenos negocios, bien protegidos por ventajas competitivas y gestionadas por equipos capaces y honestos, y por supuesto que las podamos comprar a buen precio”, añade.

Además, del Fondo de Renta Variable Internacional y del Fondo de Renta Variable Ibérica, azValor tiene intención de lanzar, en una segunda fase, Fondos de Pensiones, vehículos que por su naturaleza son de enfoque largoplacista, igual que la gestión y estrategia de los fundadores de esta nueva gestora. No obstante, “tenemos una clara vocación internacional, y para ello prevemos lanzar un vehículo que podamos ofrecer a nuestros inversores internacionales”, afirma Beltrán Parages, socio de azValor.

En cuanto al tipo de clientes al que va dirigido azValor, Beltrán Parages, precisa que lo ideal sería una combinación equilibrada de inversores institucionales y minoristas, nacionales e internacionales. “Lo que sí intentaremos es que sean inversores que tengan sus intereses muy cercanos a los nuestros, que piensen en el largo plazo y no en el resultado del trimestre, y que compartan nuestra filosofía de inversión”. La entidad gestionará también el capital de los fundadores y empleados.

Sobre la comisión de gestión “será fija, razonable, transparente y fácilmente entendible por todo el mundo”, indica Beltrán Parages.