La vida en Rosa: corren en rosa, piensan en rosa, luchan en rosa

Por Samanta Chocrón Bertella 

“Dicen que todos luchamos una batalla en nuestro interior. Dicen que una gran batalla se gana con optimismo y viendo el lado buena de la vida. Nosotras decimos que sólo hay una forma de conseguirlo: Dejar de decir y empezar a hacer”, así se describe la Fundación La Vida en Rosa que nace para dar soporte físico, emocional e intelectual a mujeres pacientes o ex pacientes de cáncer.

Lo que comenzó siendo un grupo de no más de 20 mujeres que se juntaban a correr, hoy son casi 200 las que creen que el movimiento es la mejor de las curas. “Porque cuando sales a correr en realidad estás corriendo contra la adversidad. No eres tú la que avanza, son tus miedos los que se quedan atrás”.

Un proyecto puesto en marcha por la coordinadora de la Unidad de Cáncer de Mama y Ginecológico de Oncología del Hospital Quirón de Pozuelo, Lucía González Cortijo, quien apuesta por los beneficios que aporta el running en pacientes de cáncer.

“Unirse al deporte tiene dos beneficios importantes que ayudan a las mujeres que sufren de cáncer: uno, y el más importante, el ejercicio algo más que moderado puede mejorar la supervivencia de las pacientes con cáncer de mama; dos, la parte psicológica, el venir a correr todas juntas hace que las chicas se sientan identificadas”, resalta González Cortijo. 

Fortaleza

Desde la Fundación La Vida en Rosa creen que el movimiento más importante de todos está en la mente, por eso cuidarán la autoestima de las chicas a través de charlas y ponencias, donde médicos expertos y coaches de renombre enseñarán a combatir el cáncer con optimismo y buenas vibraciones.

“Tu risa es la banda sonora de tu vida, que todos los que están a tu lado, están de tu lado. Te das cuenta que la persona más fuerte que conoces eres tú. Y que si sonríes a la vida, la vida te devolverá la mejor de las sonrisas. Y es al final cuando comprendes que no puedes elegir las cartas que nos reparten, pero sí cómo jugar nuestra mano”, así finaliza el video promocional de la Fundación. 

Así quería acabar estas líneas antes de dar paso al audio, porque no hay muro que detenga a ninguna mujer cuando en la vida se presenta un obstáculo tan grande como una enfermedad, porque no hay mejor cura que calzarte un par de zapatillas y salir a correr para sentirte fuerte, para perder el miedo, para correr frente a toda adversidad.

Nos acompañaron en nuestros estudios tres supervivientes al cáncer, Gemma Fernández, Esther Padilla y Marta Vázquez (del equipo Corre en Rosa) quienes nos han contado más detalles sobre el fin que tiene la Fundación La Vida En Rosa. Escucha la entrevista aquí: