La oportunidad de Europa para volver a la escena internacional con el 5G

Reuters

Dice el refranero español que “a río revuelto, ganancia de pescadores” y eso están pensando en las oficinas de Ericsson y Nokia. La guerra comercial entre Estados Unidos y China se está llevando por delante los intentos de Huawei de liderar el despliegue del 5G por todo el mundo. “Es importante identificar los fabricantes de tecnologías 5G: Ericsson, Nokia, Huawei y ZTE. Te das cuenta de que los europeos están predominando”, señala en Capital Radio Sergi Figuerola, CTO de i2CAT

En 2018, la Casa Blanca lanzó una alerta sobre las redes de Huawei una llamada de alerta que ha calado en los gobierno de Australia, Nueva Zelanda, Reino Unido y muchos países asiáticos. “Hay intereses económicos, politicos y estratégicos que van más allá de la tecnología”, apunta Figuerola.

El último revés para Huawei ha llegado desde Polonia con el arresto de uno de sus trabajadores. “Huawei ha decidido rescindir el empleo del Sr. Wang Weijing, quien fue arrestado bajo sospecha de violar la ley polaca. Sus presuntas acciones no tienen relación con la empresa. De acuerdo con los términos y condiciones del contrato laboral de Huawei, hemos tomado esta decisión porque el incidente en cuestión ha perjudicado la reputación de Huawei. La compañía cumple con todas las leyes y regulaciones aplicables en los países en los que opera, y requerimos que todos los empleados cumplan con las leyes y regulaciones de los países en donde residen”, explicó la china el sábado en un comunicado.

El 5G representa un gran salto en la velocidad de la comunicación inalámbrica, y será clave para desarrollar el internet de las cosas o el vehículo autónomo. “La clave está en la latencia, los tiempos de reacción tienen que ser casi en tiempo real”, añade el CTO de i2CAT.

La lucha por el 5G tiene cuatro grandes actores: dos europeos y dos asiáticos. “No hay fabricantes Americanos con fuerza”, explica Figuerola. “Quien domine el mercado del 5G tendrá una tremenda ventaja para comandar las alturas de la información”, señalaba un informe de la inteligencia estadounidense.

Huawei está luchando para desplegar sus redes por el Viejo Continente. Europa es un mercado crucial para la china, cuyas ventas combinadas para Europa, Medio Oriente y África representaron el 27% de las ventas totales del grupo en 2017, principalmente gracias al gasto de los operadores europeos.

Sin embargo, la china está teniendo muchos problemas para llevar su 5G por Europa. Portugal ha dado el sí a Huawei y junto a ellos España, donde ya realizan varios pilotos de la mano de Vodafone.

El frenazo a los contratos está impulsando a las europeas en la batalla del 5G y su posición privilegiada en el Viejo Continente está dando alas a las maltrechas cuentas de las dos gigantes europeas. Ericsson se revalorizó en bolsa el año pasado un 42,38%, mientras que la finlandesa Nokia subió un 4% en los últimos doce meses.