La Junta del Santander obvia a los accionistas del Popular

Junta general de accionistas del Santander 2018

Las Asociaciones de consumidores no están conformes con lo expuesto hoy en la junta de accionistas del Santander, y creen que se han pasado por alto los temas más importantes.

David Solís, Portavoz de ADICAE (la Asociación de Impositores y Usuarios de Bancos y Cajas de Ahorros de Aragón), en una entrevista a Capital Radio, valora la junta de hoy como “una especie de fiesta que en la práctica tiene poca utilidad y en la que se tratan pocos temas importantes“. Además, critica que “la compra del Popular por un euro y el abandono de 300.000 accionistas no fuese un tema relevante en la orden del día”. 

Muchos accionistas del Popular intentaron hacer preguntas y se les ha obviado“, comenta Solís; que califica de “vergonzoso” el canje ofrecido a los antiguos accionistas del Banco Popular. Una de las principales condiciones impuestas en esta oferta de “Bonos de fidelización” era la firma ante notario que asegurase el no iniciar ningún tipo de acción contra el Grupo Santander. “Es una clausula abusiva e irregular”, critica ADICAE.

“Nosotros hemos denunciado estos bonos y la CNMV (Comisión Nacional del Mercado de Valores) prohíbe este tipo de ventas”, comenta Solís. Sn embargo, ni la CNMV, ni el Banco De España o cualquier otra entidad estatal se ha pronunciado.

A ADICAE le parece “increíble el hecho de  obligar a 300.000 familias a iniciar procedimientos judiciales largos y costosos, a la vez que el propio Santander comunica una boyante situación económica”

Solís concluye reivindicando transparencia a los órganos regulatorios. “Los reguladores no juegan con las mismas normas con esta entidad”, afirma.

Por otro lado, en lo referente a lo tratado en la Junta de Accionistas, la presidenta del Banco Santander, Ana Botín, ha anunciado que el objetivo es que la retribución a los accionistas sea completamente en efectivo en 2019 y en dos pagos.

El dividendo con cargo a 2018 será de 0,23 euros por acción que se abonará como en años anteriores en cuatro pagos de los que tres pagos serán en efectivo, de 6,5 céntimos, y otro de 3,5 céntimos a elegir entre efectivo o acciones.

Sin embargo, el banco quiere que el dividendo de 2019 se abone ya únicamente en efectivo y de forma semestral, uno a cuenta en noviembre y otro complementario en mayo del año siguiente.

Botín ha argumentado que este esquema es más eficiente, ya que al hacer el abono en dos únicos pagos se reducen costes operativos, pero ha dejado claro que esta nueva fórmula no reducirá la remuneración total al accionista respecto a la modalidad anterior.

Respecto a la compra del Banco Popular, ha señalado que todavía queda mucho por hacer pero ya han conseguido estabilizarlo y gestionar la integración. Ha felicitado a todo el equipo que ha participado en la operación y ha insistido en que el objetivo del banco es “no perder ni un solo cliente”. Espera una rentabilidad sobre la inversión del 13-14% en 2020 y un impacto positivo de al menos el 2% en el beneficio por acción desde 2019.

Además, ha reclamado un marco regulatorio “más justo” para la era digital que permita a los bancos innovar y ser competitivos, porque hoy en día la regulación es más exigente con la banca que con las grandes plataformas que hacen sus mismas actividades. “Esto no uede ser así y debe cambiar”, ha señalado en su discurso. Botín ha abogado por una regulación que garantice las mismas reglas para todos los que realizan la misma actividad.

Además, Ana Botín, ha presentado en la junta de accionistas la nueva imagen de marca de la entidad, más moderna y adecuada a los canales digitales y el móvil, para adaptarse al nuevo entorno. Según Botín, es más moderna, más digital, más joven y mejora su visibilidad un 20%.

Sobre la evolución de la economía española, Ana Botín, ha comentado que España es referencia en Europa y prevé que este año el PIB crezca un 3% por cuarto año consecutivo.