La incertidumbre política no afecta al sector residencial, se venden pisos y suben los precios

“La recuperación del sector residencial ha llegado para quedarse” afirma Pedro Soria director de producto y diversificación de la tasadora Tinsa. Con esta afirmación contundente y tajante, Pedro Soria abría el debate de Inversión Inmobiliaria en Capital Radio sobre las perspectivas del sector residencial ante la incertidumbre política. Una cuestión que sobrevuela en estos días en el mercado y que podría conllevar al freno de operaciones inmobiliarias ante la falta de creación de Gobierno en España para llevar las riendas del país.

“Es difícil de medir si la incertidumbre política afecta al sector residencial pero los datos que tenemos en Tinsa del primer trimestre del año nos lleva a afirmar que seguimos notando crecimientos importantes en el sector residencial. Está claro que en 2016 vamos a seguir viendo mercados muy diferentes y heterogéneos a distintas velocidades pero esto es como una mancha de aceite que poco a poco se va filtrando y se va expandiendo y la recuperación va llegando con precios en crecimiento. Somos optimistas, creemos que el mercado no se está parando, marcha con fuerza y energía” apunta Pedro Soria.

De la misma opinión es Javier Román, director comercial territorial centro de Solvia que declara que el comprador de ahora ya no es el inversor de antes, ahora el comprador es finalista y de reposición. “El cliente está viendo que los precios han tocado techo y que es un buen momento para comprar. Vuelve la financiación, las hipotecas han crecido un 20% y con una coyuntura económica de recuperación, la demanda va creciendo y la incertidumbre que podía generarse a nivel político puede afectar más quizás a un inversor que quiere hacer un gran desembolso en España pero no se hace palpable en el día a día a la hora de comprar una vivienda”.

Promotores, cooperativas, servicers y fondos de inversión son los principales jugadores del nuevo mercado inmobiliario tras la crisis. En esta mesa de debate contamos con las opiniones de estos jugadores. Tanto la tasadora Tinsa como Solvia, uno de los principales servicers del mercado, apuntan hacia la buena evolución del mercado sin sufrir demasiado las interferencias a nivel político, algo que también corroboran la inmobiliaria iKasa y la promotora Víveme.

“Desde el punto de vista del promotor, nosotros vemos un factor determinante y es que el comprador tiene en mente que este es el mejor momento para comprar una vivienda desde hace bastante tiempo. Los precios han caído desde el 2007 una media del 40% y en algunas zonas concretas se ha llegado a ver caídas del 50%. Con unos precios atractivos, financiación y perspectivas económicas positivas, el cliente no puede demorar la compra eternamente y al margen de la incertidumbre política está tomando la decisión de adquirir una vivienda”, asegura Iván Rodríguez, consejero delegado de iKasa.

Juan Carlos Bartolomé, director inmobiliario de la promotora Víveme comparte la misma opinión pero alerta de que no debería de alargarse en el tiempo esta situación. “El comprador ha llegado a un punto en el que ha visto que el ajuste ha llegado a termino. Nosotros como gestora de cooperativas tenemos varias promociones a la venta en Madrid y están funcionando muy bien. Vemos que hay un gran interés y que nos preguntan por la financiación dispuestos a comprar. La economía tiene un moderado crecimiento y se compra vivienda pero creo que de mantenerse esta incertidumbre política en el tiempo sí perjudicaría al final a este sector porque las políticas de riesgo de las entidades financieras se modifican y también la percepción de los consumidores y pensamos que es un handicap que se debe resolver lo antes posible”.