La gestión municipal de las carreras de Madrid, una madeja difícil de ordenar

El Director General de Deportes de Madrid reconoce que las autorizaciones definitivas para las carreras llegan con poca antelación al día de la prueba

Javier Odriozola cree que es algo que el consistorio debe agilizar, aunque reconoce que es complicado

-Se muestra de acuerdo en que las carreras más numerosas del centro de Madrid se circunscriban al eje Castellana-Recoletos

-El sindicato mayoritario de la Policía Municipal de Madrid se queja de la falta de previsión en el diseño de los dispositivos para las carreras y del elevado número de horas extra.

 

*Por Luis Blanco, director y presentador del programa A tu Ritmo, de Capital Radio.

Un organizador diseña una carrera popular en Madrid, en la capital. Escoge una fecha, solicita el permiso al distrito (o distritos) en el que se va a celebrar la prueba o a la Dirección General de Deportes. Recibe el visto bueno del recorrido y de la fecha. Comienza la difusión de la carrera, abre inscripciones, compra las camisetas, cierra acuerdos con colaboradores, prepara la logística de la prueba. se publica en el calendario oficial del ayuntamiento… y pocas semanas antes, o unos días incluso, de la celebración de la carrera, recibe malas noticias del distrito o de la Oficina de Actos Públicos del consistorio: debe modificar el recorrido, o trasladar la carrera a otra fecha, o incluso suspenderla.

Esto ha ocurrido en varias ocasiones en los últimos años en Madrid. En otros casos, lo que llega unos días antes de la carrera es la autorización definitiva, y es cuando el organizador respira aliviado. ¿Qué dice el consistorio madrileño sobre este tema? ¿Por qué se tarda tanto en emitir informes y otorgar permisos definitivos?

El director general de Deportes del Ayuntamiento, Javier Odriozola, reconoce que es un problema y que es algo que el consistorio debe “agilizar”. Sin embargo, asegura que es muy difícil coordinar “los muchísimos ser servicios municipales que participan y que ayudan a que se puedan celebrar las carreras”. En una entrevista con el programa A tu Ritmo, de Capital Radio, Odriozola ha asegura que esta situación lleva a que las autorizaciones lleguen en fechas muy próximas a la celebración de la carrera. Esto es un hecho“. “Intentaremos mejorar pero no es fácil”, confiesa.

(Puedes escuchar el audio la grabación completa de la entrevista con Javier Odriozola al final de este texto).

La última palabra para autorizar una carrera la tienen los distritos, aunque la oficina de Actos Públicos del Ayuntamiento, que coordina los servicios de movilidad, seguridad, emergencias o limpieza, emite informes favorables o negativos. En muchos casos son vinculantes, de ahí que, como aseguran algunos organizadores con los que ha hablado el programa A tu Ritmo, sea Actos Públicos el departamento del Ayuntamiento que suele echar atrás las carreras o los trazados previstos.

Aprobada, no autorizada

Por tanto, se confirma, como nos explicaron fuentes municipales previamente, que la multitud de departamentos implicados en una carrera popular, provoca que los tiempos para evaluar si puede o no ser autorizada o cómo gestionar los diferentes dispositivos, se prolonguen demasiado. Algo que se complicó en uno de los últimos casos, el de la carrera 15 Km Metlife Madrid Activa. Puedes leer el artículo que escribimos sobre los motivos que ofreció el Ayuntamiento para modificar el recorrido y cómo este pasa en otras carreras.

Dicho esto, queda claro, como insiste la Dirección de Deportes, que el hecho de que este departamento dé el visto bueno a una carrera (o un distrito en concreto) no significa que ésta está autorizada. Aún falta los informes pertinentes de otros departamentos. Y eso puede llegar meses después.

LEE TAMBIÉN: ¿Qué ha pasado realmente en la carrera 15Km Metlife Madrid Activa?

Por ello, le preguntamos a Javier Odriozola si no hay alguna solución que permita que, cuando el Ayuntamiento recibe una petición para realizar una carrera, haya una coordinación previa entre los departamentos para dar más garantías a los organizadores. Según el Director General de Deportes, eso “no sería posible ni práctico”. Asegura que no todos los organizadores “pueden preparar con tanta antelación una carrera. Carreras pequeñas, de barrio o de clubes, no tienen programación con mucha antelación. No lo veo factible”.

Según Odriozola, quieren facilitar la organización de carreras, “no poner trabas”. Que haya “carreras para todos, porque hay gente a la que le gustan las carreras más íntimas”.

Limitar el número de carreras, ¿una solución?

Planteamos al Director General de Deportes otra posible solución, que algunos han planteado: limitar el número de carreras. Y él responde tajante que “no es la solución“. Asegura que “si hay tantas carreras populares es porque tienen éxito. Cada vez hay más carreras y más participantes. No vamos a poner cupos“.

Pero el elevado número de carreras y el hecho de que muchas de ellas sean masivas, trae un problema añadido, si se quieren hacer en el centro de la ciudad. Y es que, como ya explicamos en uno de nuestros anteriores artículos, la tendencia está siendo la de derivar un buen número de carreras al eje Castellana-Recoletos. Algunos organizadores habían planteado recorridos por otras calles, pero movilidad y Policía Municipal les han aconsejado cambiarlo y hacerlo en el circuito mencionado porque requiere menos dispositivos de policía. Aunque se mantienen algunas carreras con trazados por el centro de la ciudad y otras calles de esa zona, en 2016, entre las pruebas ya disputadas y las previstas en el calendario para el resto del año, hay 10 que tienen ese eje Castellana-Recoletos como circuito principal.

Algo que ha llevado a que muchos corredores populares de la capital se quejen del elevado número de pruebas que últimamente se disputan en esa zona, que algunos ya llaman el “Carreródromo” de Madrid.

Para Odriozola, “se quejan de vicio, porque correr por la Castellana es un placer“. Y se pregunta por qué no hay más carreras en otras zonas de la capital. “El (organizador) que quiera buscarse un recorrido original puede hacerlo. Hay otras posibilidades, otros lugares, como el Parque Felipe VI, o el Tierno Galván, que están desaprovechados“. Además, cita en concreto una carrera, el Trofeo Páris, que se disputa en el Parque Lineal del Manzanares. “¿Por qué sólo hay una carrera ahí?”, se pregunta Odriozola.

Nosotros le apuntamos que en esos lugares sólo se pueden organizar carreras con pocos participantes, porque es imposible meter en algunos de esos parques citados una prueba con miles de corredores, mediana o grande. Y entonces, Odriozola se muestra contundente de nuevo: “Pues para  las carreras masivas se necesita un sitio amplio, como es la Castellana“.

¿Qué dicen los policías municipales?

Recorrido que requiere menos efectivos de Policía y Movilidad, como ya se ha dicho, y como confirman desde el Colectivo Profesional de la Policía Municipal, el sindicato mayoritario de este cuerpo en Madrid. Su secretario de Difusión y Prensa, Javier Leal, se queja de la escasez de agentes pero, también, de la improvisación que hay en el ayuntamiento madrileño a la hora de organizar los dispositivos de seguridad y tráfico cuando se va a celebrar una carrera popular.

(Puedes escuchar el audio la grabación completa de la entrevista con Javier Leal al final de este texto).

Según Leal, “hay veces que no se avisa con tiempo y algunos llegan a trabajar y se les prolonga la jornada”. Leal aboga por una buena previsión del servicio, “debe hacerse con mucha antelación“. Confirma, por tanto, que el diseño de esos dispositivos suele hacerse unos días antes, a pesar de que las careras están previstas en una fecha determinada desde varios meses antes.

Pero el mayor problema que sufre el colectivo de Policía Municipal en Madrid, según Javier Leal, es la escasez de agentes. En los últimos seis años se ha reducido la plantilla en la capital en cerca de 1.000 agentes, hasta los 6.100 que son ahora. Y, asegura el representante del CPPM, cada vez hay más carreras, conciertos y otros actos en la ciudad. “Es imposible dar respuesta a esa cantidad de actos“, apunta, sobre todo cuando la mayoría son en fin de semana. Esos días sólo hay un 33% de la plantilla de servicio, porque está establecido que un agente sólo puede trabajar un fin de semana de cada tres.

Gasto del Ayuntamiento

De ahí que el número de horas extra que realizan haya crecido, algo que, según Leal, “genera un gasto ingente en el Ayuntamiento de Madrid“. Agentes, normalmente de forma voluntaria, optan por hacer esas horas extra, por las que cobran, añade “23 euros brutos”. Pero no todos están de acuerdo en hacerlas, por motivos personales o porque “no les merece la pena”.

Algunas veces, cuenta, “se prolongan jornadas de forma obligada, algo que no sienta bien a los trabajadores”. Y otras se obliga a realizar horas no previstas y se anuncia con pocos días de antelación.

Leal considera que los recorridos de las carreras son importantes, porque hay algunos “que no afectan gravemente a la movilidad los ciudadanos, son más cómodos y menos lesivos en cuanto efectivos de policía”. Por ello, considera que lo ideal es “focalizar las carreras en puntos concretos, circuitos, lugares donde sean necesarios menos agentes”.

-Puedes escuchar la entrevista completa con el Director General de Deportes de Madrid, Javier Odriozola, en el siguiente audio:

-Puedes escuchar la entrevista completa con Julian Leal, Secretario de Difusión y Prensa del Colectivo Profesional de la Policía Municipal, en el siguiente audio:

 

LEE artículos de interés para los corredores en la sección de RUNNING de Capital Radio.