La economía de EEUU teme al Irma

El huracán Irma sigue su avance hacia Florida. Se espera que llegue al estado entre el sábado y el domingo de madrugada. Su impacto será devastador una vez llegue a la costa estadounidense de Florida, tal y como ha anunciado el director de la Agencia de Gestión de Emergencias, Brock Long:

Siguiendo, obviamente, con el Huracán Irma que es una amenaza que va a devastar Estados Unidos. Al menos Florida o algunos de los estados del Sureste… Es un pronóstico complicado… Nadie desde Alabama hasta Carolina del Norte debería ver este huracán de cerca.

El huracán ha descendido hoy a categoría 4 con vientos de 250 km por hora y deja por el momento 20 fallecidos tras arrasar varias islas del Caribe como Barbuda y San Martín, que han quedado un 95% destruidas.

Irma ya ha afectado a 1’2 millones de personas, según La Cruz Roja, aunque la cifra podría ascender a 26 millones en los próximos días. En Puerto Rico, 800.000 personas no tienen servicio eléctrico y 250.000 personas están sin servicios de agua corriente.

¿Cuál es el impacto económico del Irma? Por el momento, se calcula que los daños causados por el huracán podrían tener un coste de 200.000 millones de dólares, más que los 180.000 millones en daños que dejó el huracán Harvey. Y es que los daños causados por los huracanes cuestan a estos estados más del 2% de su PIB al año.

Y mientras Irma se acerca a Florida miramos a los sectores más vulnerables. Y uno de ellos es el sector de los cítricos. Porque Florida es el mayor productor de naranjas de EEUU, cerca del 60% de toda la producción de naranja estadounidense está allí. Pero también es productor clave de tomates, pomelos, sandías y caña de azúcar. El algodón, el brócoli, las patatas e incluso la madera se producen en Florida. Todos estos productos están expuestos al impacto del Irma, por lo que los supermercados de EEUU sufrirán las consecuencias.

Por cierto que Trump también ha sufrido el impacto de Irma. Su mansión de 11 dormitorios en la isla de San Martín ha quedado destruida tras el paso del huracán, una propiedad frente al mar que estaba en venta por 16’9 millones de dólares.

También Irma ha arrasado la casa en las Islas Vírgenes del magnate Richard Branson, propietario de la aerolínea Virgin.