La casa del futuro más ecológica y manejada por robots

Las casas en un futuro, en el año 2080 podrían ser manejadas con robots, tendrán habitaciones flexibles, estarán integradas en la naturaleza, sensores de reconocimiento para abrir las puertas y sobre todo serán ecológicas. Esta es la conclusión a la que hemos llegado en nuestro debate de Inversión Inmobiliaria, a partir de un  estudio que ha realizado Aliseda Inmobiliaria, experta en gestión de activos y créditos inmobiliarios,  junto con la empresa especializada Sondea. Es un estudio para dar respuesta a cómo será la casa del futuro según los sueños de más de 600 niños encuestados. Para ello hemos contado en nuestro debate con cuatro niños, con edades entre 6 y 9 años, que han protagonizado dicho estudio y que nos han dibujado como sería la casa de sus sueños en un futuro.

“Mi casa está hecha de cristal y cemento y tiene un volcán y alas porque me puedo ir con la casa a donde quiera volando y ya tengo donde vivir en donde vaya y además tiene un jardín de chuches”, explica Jimena.

“Yo he dibujado mi casa encima del mar y es dorada y tiene tres jacuzzis y las puertas se abren por sensores con un gesto que haces con el pie y tengo un robot para que me recoja todo el cuarto de juguetes y mis armarios me eligen la ropa que me pongo cada día y me la ordenan”, explica Hugo.

Guillermo tiene claro que su casa tiene que estar en plena natural, “mi casa está entre dos árboles es de cuarzo  y metal y tiene un helipuerto, varias piscinas y una fuente de sabores con todos los refrescos que me gustan”

Y por último Berta nos cuenta “mi casa es de metal y  tiene tres sobreros en el tejado y orejas para que me escuche todo lo que quiero a través de la voz y por dentro con toboganes para pasar de una habitación a otra”.

“La verdad es que los sueños más locos de los niños luego tienen mucho sentido. Cuando Berta nos dice que quiere una casa con orejas nos quiere decir que la comunicación con las casas del futuro será por voz. La casa sabrá lo que queremos y lo hará” apunta Julio Alonso consultor de LLorente y Cuenca y responsable de dicho estudio.

Aliseda Inmobiliaria se encuentra muy satisfecha de haber realizado este estudio “Cuando nos propusieron hacer este estudio con los sueños de los niños e imaginar la casa del futuro nos pareció una idea divertido a la vez que ilustrativa para ver las líneas que podrán desarrollarse en un futuro en las viviendas. Hay algunas cosas muy claras y es que se construirán con materiales ecológicos o con materiales no descubiertos todavía. Muchos hablan que estarán hechas de cristal o de aleaciones metálicas. Pero si hay algo en lo que coinciden, en casi 9 de cada 10 casos, es en que las casas del futuro serán autosuficientes energéticamente, respetuosas con el medio ambiente y que no generarán residuos o basuras, ya que las reciclarán y transformarán” afirma Fernando Elvira director de marketing de Aliseda Inmobiliario.

Nos podemos imaginar con este estudio que las casas del futuro tendrán tabiques móviles que permitirán configurar las estancias como se quiera, haciéndolas más grandes o pequeñas. Tendrán más estancias o habitaciones diferentes, que incluirán cuartos de juegos y salas de cine.

En cuanto a los servicios, cabe destacar que casi la mitad de los niños encuestados se las imaginan con espacios para transportes (helipuertos, naves, etc.), varias piscinas y jacuzzis, con robots que te hagan la limpieza de la casa, realizarán el pedido de la compra y eliminarán los productos caducados. Y todo esto con el toque tecnológico: amigos virtuales y hologramas para jugar.

 

Puedes escuchar todo el debate en esta dirección a partir del minuto 42:10