Juan Rosell: “Subir impuestos puede repercutir a los salarios”

“Es imposible revertir la reforma laboral, no se va a cambiar de un día para otro toda la legislación existente”, asegura Juan Rosell en entrevista con Luis Vicente Muñoz en Capital Radio, donde sí se muestra favorable a introducir mejoras y modernizar la actual normativa, incluso alcanzando al Estatuto de los Trabajadores.

El presidente de la CEOE, resta importancia a los descuelgues empresariales de los convenios colectivos, ya que “afectan a pocas empresas” y es un tema de “escasa importancia”, a la vez que recuerda que no son únicamente salariales y algunas compañías incluyen aspectos diferentes. Responde así a la propuesta del ministerio de Trabajo de endurecer estos descuelgues en casos injustificados.

Tampoco comparte la opinión de la ministra Magdalena Valerio sobre la necesidad de que el convenio sectorial prevalezca sobre el de empresa. “Por muchas teorías que digan los unos y los otros, la realidad es la que hay, y antes de la reforma laboral (de 2012) el número de personas que estaban guiadas por convenios del sector era del 90% y ahora es lo mismo. Los convenios más importantes son los sectoriales provinciales”, asegura el dirigente empresarial. Aun así, Rosell se muestra partidario de modernizar y adaptar la negociación colectiva.

“Si hay más impuestos seguro que puede repercutir desde el punto de vista salarial”

En cuanto a la subida de impuestos que planea el Gobierno de Pedro Sánchez, Rosell considera que al final las empresas “tienen el dinero que tienen” y “si hay más impuestos seguro que puede repercutir desde el punto de vista salarial”.

Sobre la posibilidad de “destopar” las cotizaciones, el presidente de la CEOE se plantea si es posible legalmente no vincularlo al destope de la pensión más alta y alerta que “afectaría a las empresas pero también a los trabajadores”, porque percibirían menos salario al elevarse la base imponible.

En cuanto a la evolución de la economía, Rosell considera que no hay “nubarrones importantes” en el horizonte. Con un PIB nacional que crece cercano al 3% y una economía global que continúa solvente, las únicas amenazas son la subida del precio del petróleo y la guerra comercial.

“Quien diga que las pensiones han ido a la baja en los últimos años miente”

Entre los grandes desafíos pendientes, el dirigente cita el todavía elevado desempleo para el que la solución pasa por “más formación adaptada a las necesidades del mercado” y destaca la importancia de los programas de FP Dual.

Juan Rosell resalta la afiliación a la Seguridad Social de más de 517.000 personas en lo que llevamos de año, “un dato espectacular”. Sin embargo, reconoce que el número de afiliados es muy bajo respecto al crecimiento esperado de las pensiones y pronostica que en cualquier momento se gastará el Fondo de Reserva, aunque asegura que “quien diga que las pensiones han ido a la baja en los últimos años miente”.