Irene Garrido: “España cumplirá con el déficit”

La secretaria de estado de Economía y Apoyo a la Empresa, Irene Garrido, asegura que “España cumplirá con los objetivos de déficit pactados con Bruselas, y que logrará cerrar en el 3,1% a finales de año“. Un objetivo que se ha puesto en duda porque la recaudación tributaria no está alcanzando los objetivos deseados, aunque Garrido asegura que son datos muy positivos.

La aprobación de unos nuevos presupuestos es otro de los asuntos que tiene encima de la mesa el Ejecutivo, que requiere del apoyo del resto de grupos parlamentarios para lograr un nuevo marco económico. Unos presupuestos que Irene Garrido considera “imprescindibles para realizar nuevas inversiones y potenciar los sectores que lo necesitan“. Al respecto, la falta de presupuestos impide además que algunas “reformas se consoliden, y es necesario que lo hagan para que el crecimiento continúe al ritmo actual”.

La secretaria de estado de Economía y Apoyo a la Empresa cree que “España crecerá en torno al 2,5% este año, y si nada se tuerce deberíamos crecer por encima del 2% en los próximos tres años“. Destaca Garrido lo que considera un cambio en el modelo productivo, que ha pasado de “basarse en la construcción a las exportaciones, con un crecimiento intensivo en el empleo”. El empleo es otro de los caballos de batalla que enfrenta el Gobierno, aunque Irene Garrido considera que el crecimiento que se está produciendo es robusto, y además ayudará a subsanar la sangría que está sufriendo el sistema de pensiones.

Precisamente sobre el sistema de pensiones, considera Garrido que “las pensiones están garantizadas por los ingresos públicos, y en ningún caso están en duda“.

La legislatura, además, enfrenta diversos retos desde el punto de vista de la regulación y los mercados financieros. La secretaria de estado de Economía y Apoyo a la Empresa habla de dos reformas necesarias: la primera, una ley de proyecto inmobiliario, que termine con los abusos en el sector y también con las dudas en su marco legal; la segunda, una reforma de los reguladores de la competencia y el mercado de valores. Dos reformas que deberán estar en marcha antes de que termine el año.

Respecto a la colocación de BMN, Garrido confirma que es algo que ya está en marcha aunque prefiere esperar a la presentación de ofertas por parte de las entidades antes de emitir un juicio de valor: “valoraremos las ofertas y, si ninguna es suficientemente buena, podríamos integrar BMN en Bankia”. Una operación que todavía está por valorar y en la que cree que “se debe sacar el máximo rendimiento posible para devolver el dinero a los contribuyentes” (el Estado posee el 65,9% de estas dos entidades).