Inteligencia Artificial para paliar las turbulencias del mercado

La Inteligencia Artificial se come todos los sectores. En 2025 el volumen de actividad ligada a esta tecnología se acercará a los 37.000 millones de dólares. Y en apenas un año y medio tendremos 50.000 millones de aparatos electrónicos conectados en red a través del Internet de las cosas.

Pero la evolución sigue: en 2030 la Inteligencia Artificial podría aportar 15’7 billones de dólares al PIB global y en 2035 el crecimiento económico de muchos países desarrollados se podría duplicar gracias a la utilización de su tecnología.

Por todos esos posibles hitos hoy miramos a la Inteligencia Artificial como oportunidad de inversión. En concreto, miramos al primer fondo de inversión de Inteligencia Artificial en Europa: el Allianz Global Artificial Intelligence, un fondo que nos permite diversificar nuestra cartera y descorrelacionarla del mercado en determinados momentos de volatilidad. El fondo nace en marzo de 2017 y en lo que va de año lleva un 14% de retorno. Jesús Ruiz de las Peñas, director y miembro del equipo de desarrollo y negocio de Allianz Global Investors:

El Allianz Global Artificial Intelligence invierte en compañías cotizadas y tiene un sesgo muy acusado hacia EEUU. De hecho, cerca del 90% de las posiciones en cartera son compañías listadas en EEUU, ya que ahí se concentra tanto el capital financiero como el capital humano.

Se trata de un fondo que invierte sobre todo en compañías de mediana capitalización, aunque tiene una exposición del 7% en las llamadas FANG (Facebook, Amazon, Netflix y Google).

Su apuesta por compañías como el Google chino Baidu y otras grandes tecnológicas chinas tiene sentido si tenemos en cuenta que el gigante asiático quiere convertirse para 2030 en el líder indiscutible de la Inteligencia Artificial. China estima que generará una industria de 150.000 millones de dólares.

La ciberseguridad es otra de las temáticas que integran el fondo. Dentro de esta categoría, hay compañías como Square, una fintech estadounidense creada por el CEO de Twitter, Jack Dorsey, que ha desarrollado un software para el procesamiento de datos y la transacción de pagos específicamente diseñado para pymes.

Square, Baidu, Nvidia o incluso Facebook son compañías ligadas a la Inteligencia Artificial que nos permiten, en determinada medida, diversificar nuestra cartera de inversión y descorrelacionarla del mercado.