Gestamp se hunde un 13% tras recortar previsiones

El fabricante de componentes del automóvil, Gestamp reduce su previsión de Ebitda por los costes de los nuevos proyectos. Lo hace apenas seis meses después de salir a bolsa y cuatro meses después de confirmar previsiones. Sus acciones, que han tardado cerca de media hora en comenzar a cotizar, han abierto con caídas de un 13%.

Señala que el lanzamiento de nuevos proyectos, principalmente en Norteamérica, y sus gastos asociados le obligan a reducir sus estimaciones. Prevé que su Ebitda (resultado de bruto de explotación) crezca entre un 5% y un 8% en 2017 frente al rango 9%-11% previsto anteriormente.

“Estos incrementos de gastos de lanzamiento hacen referencia a la fase de inicio de dichos proyectos, no alteran los objetivos de ingresos y rentabilidad de los mismos en el medio y largo plazo”, señala Gestamp a la CNMV.

El grupo espera que los costes adicionales por esos lanzamientos sean de entre 25 y 30 millones de euros, con un impacto que principalmente se sentirá en el tercer trimestre de este año.

“Esperamos que todo esté resuelto para finales de año”, dijo el presidente del grupo, Francisco Riberas, en una teleconferencia para explicar la rebaja de previsiones.

Gestamp confirma su previsión a medio plazo, hasta 2019. Dice que los costes de lanzamiento no afectan a la solidez de los nuevos proyectos que ha conseguido en Norteamérica y que el crecimiento en el resto de geografías sigue siendo positivo.

En 2016 Gestamp tuvo un Ebitda de 841 millones de euros. Además del golpe al resultado bruto de explotación, Gestamp prevé que el tipo de cambio afecte a sus resultados, aunque confirma un crecimiento orgánico en las ventas de entre el 7% y el 9% respecto a 2016.

Deutsche Bank y Societe Generale han rebajado inmediatamente su recomendación sobre el valor desde “comprar” hasta “mantener”.