General Motors investiga las falsicaciones de Kobe Steel

El fabricante de automóviles General Motors está investigando si sus vehículos se han visto afectados por la manipulación de datos técnicos de los materiales facilitados por la acería Kobe Steel, según la agencia japonesa Kyodo.

General Motors se suma a otras grandes empresas de la industria automotriz receptoras de los materiales de Kobe Steel, entre ellas Toyota, Nissan, Honda y Mazda.

La tercera mayor acería del país asiático admitió el domingo que los certificados de inspección de algunos productos de aluminio y cobre fueron “reescritos inapropiadamente” para hacer que los datos técnicos “cumplieran las especificaciones”.

Sólo en el último año, la compañía envió más de 20.000 toneladas de estos materiales a más de 200 empresas.

El caso dio un nuevo giro el miércoles tras reconocer que también hubo manipulación en productos de limadura de hierro -que afectó a 140 toneladas en 2016- y de un material utilizado en la producción de pantallas de cristal líquido y DVD, que desde 2011 se envía a unas 70 empresas.

El alcance del escándalo podría ser incluso mayor, dado que Kobe Steel indicó, a través de un comunicado, que “la investigación externa que se está desarrollando todavía no ha finalizado”.

La falsificación afecta a las características de resistencia y otros detalles técnicos de productos que fueron suministrados a más de dos centenares de compañías de sectores que van desde el automovilístico, al aeronáutico, el ferroviario o el de equipamiento militar.