General Motors convierte sus salpicaderos en smartphones

Pedir un café mientras estás conduciendo estará al alcance de un clic. General Motors equipará a sus coches con nueva tecnología de comercio electrónico en el salpicadero.

Los conductores podrán pedir comida, buscar combustible o reservar habitaciones de hotel pulsando iconos en una pantalla en el tablero de mandos, en lugar de usar el teléfono móvil cuando conducen. General Motors ha desarrollado la tecnología de su Marketplace junto a IBM. Se cargará de forma automática en alrededor de 1,9 millones de vehículos de 2017 y en vehículos fabricados posteriormente. Estará disponible en unos 4 millones de coches de marcas como Chevrolet, Buick, GMC o Cadillac en EEUU el próximo año 2018.

General Motors obtendrá una cantidad no revelada por los productos que aparecen en su tienda online. Los clientes no tendrán que pagar ninguna cantidad extra para usar el servicio. La plataforma la financiarán las compañías que comercializarán los productos en el Marketplace, según ha anunciado la compañía. De momento, en la categoría de combustible sólo estarán disponibles las marcas Exxon o Shell. En cuanto a los restaurantes, tendrá los de la cadena TGI Fridays. Pero el sistema estará abierto a apps que se puedan usar para reservar aparcamiento o pedir café en cadenas como Starbucks o Dunkin’ Donuts.

Amazon ya se ha asociado con otras automovilísticas, como Ford, para ofrecer esas capacidades de e-commerce a través de su sistema de asistencia personal Alexa.