Ferrol de la Ilustración, una ruta única en el mundo

Bienvenidos a Ferrol de la Ilustración. Viajamos al siglo XVIII, donde el trajín de los astilleros es el motor de una ciudad guiada por la construcción naval. Los buques que conquistaron los mares haciendo invencible a la Armada española comienzan su aventura en el Edificio Herrerías. Allí, miles de personas trabajan al unísono para construir los sueños de un país que aún conserva la grandeza de los tiempos pasados.

ferrolVolvemos al presente. La ciudad situada en las Rías Altas gallegas ya no es un devenir de navíos reales, donde el olor a madera y barniz inundaba los barrios de Curuxeiras y Esteiro. En su lugar, el Ferrol actual es tranquilo y accesible, cómodo y fácil para pasear. Una ciudad que dispone de todos los servicios y que encuentra en el Barrio de A Magdalena su centro neurálgico, de ocio y compras. A Magdalena, declarado Conjunto Histórico-Artístico, fue trazado con criterios racionalistas por los ingenieros navales que trabajaban en los Astilleros Reales en el siglo XVIII. Su belleza reside en la combinación de sus casas de galerías –originarias de Ferrol- con las edificaciones modernistas de principios del siglo XX.

Tras un paseo por el Barrio de A Magdalena, visitamos el Museo de la Construcción Naval (Exponav), ubicado en el Edificio Herrerías, una antigua nave industrial del siglo XVIII, restaurada con máximo rigor. Exponav es, probablemente, el principal museo que existe en el mundo dedicado a la historia de la Construcción Naval.

Frente a Herrerías, en un edificio de la misma época, se alza el Museo Naval de Ferrol. Éste fue diseñado por Sánchez Bort y cumplió las funciones de antiguo presidio. A través de unas salas repletas de maquetas de barcos y demás elementos de navegación, cartografía y armamento nos trasladamos a algunos de los momentos más destacados de la Armada Española.

Continuamos esta ruta por la historia con la visita al astillero de Navantia, cuyos antecedentes se remontan a la Armada Española del siglo XVIII. En la actualidad, es un referente mundial en el diseño, construcción e integración de buques militares de alto contenido tecnológico, así como de reparaciones y modernizaciones de buques mercantes.

Foto_TurismoFerrol_FerroldelaIlustracion_01062018 (4)

Dejamos atrás el Astillero para encontrarnos con el Arsenal militar. Declarado Bien de Interés Cultural, la obra del Arsenal se inició durante los reinados de Fernando VI y Carlos III. Componen este espacio diversos edificios y elementos arquitectónicos como el decimonónico ‘Dique de la Campana’ del ingeniero Comerma, mejor obra hidráulica del siglo XIX y que todavía funciona en la actualidad.

En las proximidades de la plaza de Amboage, el Palacio de Capitanía lleva más de dos siglos anclado en el centro del barrio de A Magdalena. Sin embargo, no ha sido hasta hace cuatro años cuando este edificio de líneas sobrias en el exterior y suntuoso interior ha abierto sus puertas al público. Los viajeros pueden visitar el Salón del trono, con un dosel bajo grandes cortinones bermellón, el comedor, la escalera imperial de caoba y la sala azul donde los retratos de ilustres marinos, como Churruca, decoran las paredes. También el Palacio alberga objetos de gran valor entre los que destacan relojes, gigantescos candelabros y lámparas acristaladas, además de antiquísimos muebles de madera noble y obras de arte inventariadas por el Museo del Prado y cedidas a Ferrol en concepto de depósito

Llegados al muelle de Curuxeiras, el Baluarte o Batería de San Juan, donde el Ferrol Vello -viejo Ferrol marinero- regala una magnífica panorámica de la ría, con la perspectiva de La Cortina del Arsenal -muralla defensiva del siglo XVIII- y el Castillo de San Felipe a lo lejos. Enclavado en un escenario de gran belleza natural, San Felipe es el monumento más visitado de Ferrol y se encuentra en un proceso constante de restauración.

Foto_TurismoFerrol_FerroldelaIlustracion_01062018 (1)

Debido al gran valor patrimonial e histórico del recorrido de Ferrol de la Ilustración, el Gobierno ferrolano presentó su candidatura, en enero, a la Xunta de Galicia para convertirse en Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Y es que esta espectacular ruta se encuentra entre los diez lugares únicos, propuestos por la Xunta, para descubrir las maravillas de esta comunidad autónoma.