Enel revisa al alza objetivos de beneficios e invertirá más

El grupo energético italiano Enel revisa al alza sus expectativas para el beneficio bruto en su nuevo plan de negocio y se compromete a destinar más inversión para impulsar sus negocios de energías limpias y redes. La compañía controlada por el estado italiano, prevé un crecimiento del ebitda ajustado de un 6% y que alcance los 17.400 millones de euros en 2019 y que llegue a los 19.400 en 2021.

En cuanto a inversión, destinará alrededor de 27.500 millones de euros en los próximos tres años hasta 2021, un 12% más que en su plan anterior y gastará más del 40% en energías renovables. Además señala que alrededor del 62% de su producción de energía estará libre de emisiones para 2021 en comparación con el 48% de este año.

Enel, que controla la empresa española Endesa, señala que su objetivo es añadir 11.600 megavatios (MW) de nueva capacidad renovable en los próximos tres años y retirar unos 7.000 MW de capacidad térmica. La empresa  reforzará su enfoque en los mercados en los que tiene una presencia integrada, como Italia, España, Chile y Brasil.

La mayor eléctrica europea, dueña de la española Endesa y con creciente presencia en Latinoamérica, confirma que destinará a dividendos el 70% de su beneficio ordinario neto del trienio hasta 2021, aunque por primera vez estableció una cifra mínima de dividendo por acción.

Sus acciones han comenzado la sesión de este martes con subidas en torno a un 2%.