El maratón de Valencia no quiere “morir de éxito”

Imagen: Facebook oficial del Maratón de Valencia

Por María Martínez 

El Maratón de Valencia se ha ganado por derecho propio ser reconocido como el mejor de España y el que más corredores atrae. Tras vender 22.000 dorsales, cifra récord, a dos meses de la celebración del maratón el 2 de diciembre, el próximo reto es seguir aumentando el número de corredores en una ciudad que apenas llega a los 800.000 habitantes. Paco Borao, Director Deportivo del Maratón de Valencia, siente “haber tenido que cerrar inscripciones y que muchos corredores no hayan conseguido un dorsal, pero nos vimos desbordados ante el aumento de inscripciones, no lo vimos venir y lo primero es la seguridad. No queremos morir de éxito“.

Algunos de los corredores que no se han hecho con un dorsal han dejado ver sus quejas en las redes sociales en los últimos días. Algunos dicen que la organización debió avisar con antelación del total de plazas disponibles (nunca se dio una cifra límite) y de la velocidad a la que se estaban agotando. Paco Borao reconoce en el programa A tu Ritmo de Capital Radio que les ha “pillado” la situación. Explica que era difícil prever que ocurriera porque “hasta junio llevábamos un ritmo de inscripción incluso menor que el año pasado, pero a partir de ahí comenzaron a subir mucho las inscripciones y si no las hubiésemos cerrado habrían podido llegar hasta los 28.000“. “Nos asustamos”, asegura, “y creímos que lo más prudente era cerrar inscripciones”.

¿Dónde está el límite?

Entonces, ¿Valencia ya no puede acoger más corredores? “Esto no significa que no podamos seguir creciendo“, dice Borao, “pero este crecimiento requiere de una planificación global. Hasta ahora, registrábamos un crecimiento de entre 2.000 y 3.000 corredores cada año, que es lo que podemos manejar”. El año pasado las inscripciones del maratón se cerraron en algo más de 19.200, pero aguantaron hasta pocos días antes del maratón. Pero tras lo ocurrido este año, Borao no se atreve dar una cifra objetivo para el número de inscritos en los próximos años. “Eso lo tendremos que ver después del 2 de diciembre”

Borao, presidente de la SD Correcaminos, responsables de la organización de la prueba, asegura en la entrevista en A tu Ritmo que a nivel de la organización del maratón no hay ningún obstáculo que no pueda resolverse. “El problema de la salida se soluciona con los cajones” y las oleadas. “No somos los primeros a los que nos ocurre esto y el callejero de Valencia es bastante bueno, solo hay una calle con dos carriles, y es alrededor del kilómetro 30”. Sin embargo, Borao admite que la mayor limitación para el crecimiento del maratón reside en la capacidad de la ciudad para adaptarse: “No somos ni París ni Nueva York, somos una ciudad de menos de 1 millón de habitantes”. Las plazas hoteleras son las que son. Según los datos del INE, las plazas hoteleras estimadas en la ciudad de Valencia este pasado mes de agosto eran algo más de 18.000, aunque habría que sumar las de alojamientos turísticos como Airbnb cuya oferta, según la patronal valenciana Hosbec, iguala a la de los hoteles.

Hay que destacar que a los 22.000 corredores del maratón se suman otros 8.500 de la carrera de 10 kilómetros que se disputa la misma mañana. Y que los acompañantes suman varios miles más. Ante esta piedra en el camino, la organización de la carrera busca algunas alternativas: “Valencia puede acoger cruceros, son hoteles ambulantes pueden solventar los problemas de capacidad hotelera y en algunos pueden alojarse hasta 3.000 o 4.000 personas”.

Y es que este año se ha aumentado un 5% la inscripción extranjeros en el Maratón y lo mismo el de corredores de fuera de la Comunidad Valenciana, según cuenta Borao. El año pasado, el número de inscritos de fuera de España fue el 30% del total aproximadamente, y el de españoles de fuera de la región también supuso en torno a un tercio del total.

En cuanto al problema de transporte, la organización pone a disposición de los corredores un servicio de lanzaderas desde el Aeropuerto de Alicante hasta Valencia. “Pero esto también es una limitación, porque está a más de 200 kilómetros y si son muchos pueden generar problemas de tráfico a la entrada de Valencia”.

¿Se queda pequeña la Feria del corredor?

Paco Borao tampoco duda en confesar que, ante el aumento de participación en el maratón, uno de los lugares más afectados sería el que representa uno de sus mayores atractivos. La Feria del Corredor, que se celebra en el que probablemente sea el lugar más bello y emblemático de la ciudad, la Ciudad de las Artes y las Ciencias, podría tener dificultades para alojar a un mayor número de corredores. “Se trata de un lugar magnífico, pero el censo cada año va creciendo. No solo acude el corredor, también sus acompañantes. Tenemos que intentar aumentar el espacio acogiendo menos stands y dejando más espacio a los corredores para la recogida de dorsal y las bolsas de corredor”.

Ante la posibilidad futura de tener que alojar la Feria del Corredor en otro enclave, el elegido no sería la Feria de Valencia. “Al encontrarse a más de 10 kilómetros sería un cambio tan sustancial en la definición y el concepto de carrera habría que buscar una alternativa más cercana“.

Borao recuerda que la fecha de la Maratón de 2019, cuando se celebrará la 39 edición, todavía no está fijada porque “dependemos de las citas de Moto GP y Fórmula 1“. Cuando el calendario de estas competiciones de motor para el año que viene se conozca, se establecerá el día del maratón, que en principio sería “el quinto domingo de noviembre, o el primero de diciembre”.

Aquí puedes escuchar la entrevista completa a Paco Borao, Director del Maratón de Valencia, en el programa A tu Ritmo de Capital Radio.