“El acuerdo entre EEUU y Corea del Norte son solo fotos”

Optimismo sobre la relación futura y una invitación a visitar la Casa Blanca. Así terminaba el encuentro histórico entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el dictador de Corea del Note, Kim Jong-un. “Todo ha ido mucho mejor de lo que nadie podía pensar”, aseguraba Trump al salir de la reunión en la que solo han estado presentes los respectivos traductores. Mientras que para Kim, “este es un buen preludio para la paz”. Sin embargo, los expertos consultados por Capital Radio aseguran que “son solo fotos y pocas acciones”.

Después de tres horas de reunión, ambos mandatarios firmaron un documento conjunto. El acuerdo establece, en líneas generales, un compromiso de ambos países para la “promoción de la paz, la prosperidad y la seguridad”, además de la desnuclearización de la península de Corea. Según el documento, está previsto que el secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, se reúna “en la fecha más temprana posible” con un alto cargo norcoreano. Kim y Trump ha calificado el acuerdo como “un acontecimiento histórico”.

El presidente estadounidense, Donald Trump, anuncia que detendrá sus “juegos de guerra” en la península de Corea, aunque señaló que por el momento no tiene previsto reducir su amplio despliegue militar en territorio surcoreano. La suspensión de las maniobras supondrá “un tremendo ahorro” para Estados Unidos. Las sanciones económicas impuestas a Corea del Norte continuarán mientras el régimen no se deshaga de su arsenal nuclear de manera efectiva.

La esperada cita comenzó con un apretón de manos y una foto para la posteridad entre ambos mandatarios a la entrada del hotel Capella en la isla de Sentosa, y a continuación Trump y Kim han participado en una serie de reuniones en las que manifestaron su esperanza de que la cumbre sea un éxito.

“Creo que esto es el preludio para una maravillosa paz”, afirma Kim, quien añade que la cumbre ha tenido lugar “pese a un pasado superado con valentía y que nos impidió avanzar, además de las miradas y de las dudas del exterior”. “Nos vamos a reunir de nuevo, muchas veces”, ha sentenciado Kim a quien Trump ha calificado como “hombre de mucho talento, también me he dado cuenta de que ama mucho a su país”.

Tras la reunión, ambos líderes y las delegaciones celebran un almuerzo de trabajo, al que también se suman otras figuras no presentes en el encuentro previo, entre las que destaca la hermana de Kim Jong-un y una de sus más estrechas colaboradoras, Kim Yo-jong.

El papel de Corea del Sur

El presidente surcoreano, Moon Jae-in, que ha mantenido desde abril dos reuniones con Kim Jong-un, ha resultado clave a la hora de mediar entre Corea del Norte y EEUU para lograr que ambos países celebren la cita. Moon espera que se pueda alcanzar la paz y recuerda que el conflicto en la península no puede resolverse en un solo acto a través de una reunión entre líderes e insta a trabajar a largo plazo, también a impulsar la cooperación con Rusia y China para desnuclearizar con éxito la península.

China celebra hoy que Estados Unidos y Corea del Norte estén “creando una nueva Historia” con la esperada cumbre mantenida hoy en Singapur entre Donald Trump y Kim Jong-un, y manifestó su deseo de que sigan avanzando para alcanzar un acuerdo para la desnuclearización en la península coreana.