El dueño de Wanda ya no es el más rico de China

 El magnate Wang Jianlin, presidente y fundador del gigante inmobiliario y del entretenimiento Dalian Wanda, ya no es el número uno entre las grandes fortunas de China. Al menos eso dice la clasificación  que elabora anualmente la revista Hurun. El nuevo hombre más rico del gigante asiático es Xu Jiayin, propietario y presidente del conglomerado Evergrande.

Wang Jianlin es conocido también por poseer de un 20 por ciento del Atlético de Madrid, y por poner el nombre del nuevo estadio. Según explica esta publicación ha cedido un 28 por ciento de su fortuna este año y de hecho baja cuatro puestos en el ránking. Una de las razones es que el Gobierno de China ordenó limitar los créditos a grandes firmas para financiar sus expansiones internacionales.

Las limitaciones del Gobierno, que lanzó esta medida para frenar la salida de capitales y aumentar el control macroeconómico, obligaron a Wang a vender parte de sus acciones, por lo que su fortuna asciende a 23.000 millones de dólares, lejos de los 43.000 millones del propietario de Evergrande.

Xu, el nuevo líder de la lista, ha edificado su imperio como Wang desde el sector inmobiliario, y también tiene una intensa relación con el fútbol, al ser dueño del equipo con más éxitos recientes en la liga nacional china, el Guangzhou Evergrande, con seis ligas y dos ligas de campeones asiáticas desde 2011.

En segundo y tercer lugar de la lista de este año destacan dos líderes del sector tecnológico chino: Pony Ma, presidente del gigante del software Tencent, con una fortuna de 37.000 millones de dólares, y Jack Ma, el fundador de la firma de comercio electrónico Alibaba, con 30.000 millones de dólares.

También por delante de Wang Jianlin, en cuarta posición, se sitúa otra fortuna edificada en el sector inmobiliario, la de Yang Huiyuan, presidenta de Country Garden y la mujer más rica de China con una fortuna por valor de 24.000 millones de dólares.

Fortunas como las de Evergrande o Country Garden han aumentado en más del 200 por ciento en el último año.

Según los elaboradores de la lista Hurun, hay más de 2.000 personas en China con fortunas superiores a los 300 millones de dólares, aunque calculan que el número de grandes fortunas podría ser hasta tres veces mayor, ya que muchos millonarios en el país intentan permanecer en el anonimato.