¿Por qué deberíamos visitar América del Sur?

A casi todo el mundo le gusta viajar, este es un periodo de tiempo en el que salimos de nuestra zona de confort para lanzarnos a una nueva aventura, desconectamos de todo lo que tenga que ver con nuestro trabajo y la vida entorno a él. Viajar siempre implica tener un enriquecimiento personal, se conocen nuevas culturas y sociedades, las formas en las que la gente se organiza ahí y como viven, lo que se come, los deportes que más se practican, la forma de divertirse y entretenerse o cuál es su historia, estas son algunas de las cosas de una larga lista que llegamos a conocer y disfrutar cuando viajamos a un país diferente.

América de Sur es uno de los grandes continentes que merece la pena visitar aunque sea una vez en la vida, un continente con una gran diversidad de países con sus propios paisajes y climas. Hoy en día lo tenemos mucho más fácil para viajar a este continente ya que podemos encontrar una gran oferta de vuelos baratos a Sudamérica que nos permitan ahorrar una gran cantidad de dinero que podemos emplear en conocer mejor sus países.

Una gran historia que conocer

Viajar a América Latina nos puede aportar nuevos puntos de vistas desde los cuales entender la historia y todos sus acontecimientos más importantes. Se pueden preparar diferentes tipos de viajes históricos, desde los que repasan y persiguen el conocimiento de las culturas y civilizaciones milenarias hasta recorrer lo que dejó atrás la historia más reciente del colonialismo.

La Isla de Pascua se encuentra a unos 3.600 kilómetros aproximadamente de Chile, esta isla goza de fama mundial por sus enormes estatuas de piedra colocadas en determinadas partes de la isla, llamadas moais. Hasta el día de hoy, a pesar de todas las teorías, sigue siendo todo un misterio como la civilización antigua que vivió allí consiguió llegar a la isla y levantar esas enormes y pesadas estatuas.

Otro de los grandes atractivos históricos y naturales se encuentra en Perú, el Machu Picchu es uno de los destinos favoritos de cualquier viajero y no es para menos, estas ruinas son el sitio arqueológico más conocido del mundo entero, conservando en muy buen estado el diseño y la arquitectura de lo que fue un poblado de la gran antigua civilización inca. Machu Picchu fue declarada en 2007 como una de las nuevas siete maravillas del mundo moderno.

La historia detrás de las ciudades coloniales

Durante la colonización española de América Latina se levantaron numerosas metrópolis a lo largo de todo el continente, en esas metrópolis se concentraba todo el poder y lo que se construía, las plazas, calles, catedrales y palacios entre otros lugares, debía representar la majestuosidad y grandeza del poder en el nuevo mundo, siguiendo los estilos arquitectónicos de España. Muchas de las ciudades que se levantaron conservan hoy en día gran parte de su estilo, transportandonos a otra época de la historia con solo paseas por sus centros históricos.

Algunas las ciudades más conocidas son Cartagena de Indias en Colombia, una de las ciudad más bellas de todo el continente, habiendo sido uno de los grandes centros del Imperio desde su principio hasta el final. En Bolivia no nos podemos perder una visita al Potosí, un lugar extremadamente conocido por haber albergado minas de plata, fue en su día una gran fuente de riqueza del Imperio. Una ciudad que nos ayudará a entender todo lo que supuso América Latina para el mundo entero hace siglos.

Unos paisajes naturales que no tienen comparación

Además de disfrutar de la historia de América Latina, conocer sus principales plazas, catedrales y calles, en este continente nos podemos encontrar con los espacios naturales más increíbles de todo el mundo. Para los más aventureros hay un enorme número de opciones de senderismo, recorridos apartados de todos el mundo entero que permiten sumergirse en la auténtica naturaleza, vivir una experiencia así dejaría sin aliento a cualquiera.

Algunos de los espacios más importantes son el Salar de Uyuni en Bolivia, el mayor desierto de sal del mundo. En Venezuela se encuentra una de las cascadas más altas de este planeta, el Salto del Ángel. En Argentina se puede visitar en barco el Glaciar Perito Moreno en la región de la Patagonia, llamado este sitio la octava maravilla del mundo. Por otro lado, nos encontramos con un clima completamente diferente en el Desierto de Atacama en Chile, uno de los desiertos más áridos del planeta, se pueden programar visitas nocturnas en las que contemplar unos de los cielos más espectaculares.

El idioma

Hay miles de razones por las que visitar este continente, y el idioma es una de ellas que además presenta grandes ventajas. Compartir la misma lengua abre muchísimas puertas, debido a que siempre se tiene más soltura para hablar con las gentes de la zona y preguntarles donde se puede comer un plato típico o qué sitios se podría visitar.