Crónicas asiáticas: China y Japón enfrentan sus temores económicos

 

Madrugada cargada de datos macroeconómicos, con las exportaciones empujando al alza el crecimiento económico en Japón. En China, entre tanto, frenan la escalada en los precios de la vivienda pero no la concesión de crédito vinculada al sector, ni tampoco el precio medio en las 70 principales ciudades del país.

El gobierno chino ha lanzado numerosas medidas para frenar el aumento de los precios de la vivienda (entre ellas prohibir la venta en determinadas zonas del país), y lo ha conseguido en 35 de las 70 ciudades del país. El problema es que, aunque en mayo se ha producido un claro frenazo al número de casas vendidas, no lo ha hecho el precio promedio, que crece en el conjunto de esas 70 ciudades (7% en términos intermensual). Son muchos los ciudadanos que, gracias a la expansión del crédito, buscan ser propietarios, y los bancos lo están permitiendo. Del total de crédito concedido en China en el mes de mayo, el 55% es hipotecario. Ante las prohibiciones, la mayoría de las compras se están centrando en las ciudades del interior, porque las grandes urbes costeras tienen vetada la concesión de crédito por encima de los 300.000 yuanes, lo que imposibilita la compra de una casa. Esto cambia la dirección de la demanda, pero no la frena, y son las ciudades interiores las más beneficiadas, en especial las que están cerca de lo que se supone acabará siendo la nueva zona especial de Xiongan (que hasta el momento cuenta con un territorio muy limitado).

En Japón hemos conocido el dato de la balanza comercial, con unas exportaciones logrando su mejor ritmo en dos años y creciendo un 14,9%. Queda por debajo de las expectativas pero sirve al gobierno para coger aire, especialmente tras la última revisión a la baja del crecimiento en el primer trimestre del año. La venta de automóviles y el mejor comportamiento de las empresas acereras invitan al Gobierno a pensar que el crecimiento económico podría mejorar en este segundo trimestre del año. Incluso el dato de importaciones del mes de mayo (cercano al 17%) es visto con optimismo desde el Ejecutivo que lidera Shinzo Abe, que considera que es reflejo de un mejor comportamiento del consumo el mes pasado, y espera que continúe en esa línea. Además, trabaja para lograr una subida salarial pactada con las grandes empresas (subida que debería estar cerrada antes de que termine el mes, aunque parece poco probable).

Las exportaciones de Japón a Estados Unidos subieron un 11,6% en mayo, el incremento más rápido desde julio de 2015, debido al aumento de los envíos de automóviles y componentes para vehículos. Las exportaciones a China aumentaron un 23,9% interanual en mayo.

En lo empresarial, el protagonista del día vuelve a ser Noble, la compañía con sede en Singapur. Ha logrado que las entidades financieras amplíen el plazo de su línea de crédito de 2.000 millones de dólares, por lo que no entrará en quiebra. Esto hace que sus acciones hayan subido cerca de un 8%, aunque la mayoría de las casas de análisis coinciden en que, a pesar del aumento del plazo, es muy complicado que la compañía pueda pagar su deuda, puesto que dará pérdidas al menos en el próximo año y medio.