El Consejo de Estado de China ha anunciado una serie de medidas para impulsar el mercado laboral, justo en el momento en el que comienzan a aparecer signos de aumento del desempleo. Algunos indicadores señalan que las grandes empresas están considerando recortar sus plantillas, para ajustarse a las crecientes incertidumbres que despierta el enfrentamiento comercial con Estados Unidos.

En un comunicado, la institución de gobierno anuncia que las empresas que no planeen despidos recibirán “al menos la mitad del seguro social” que pagaron por sus empleados durante el año. Además, las pymes que contraten trabajadores por más de un año, podrán recibir préstamos garantizados hasta los 438.000 dólares, con tasas de descuento subsidiadas por los gobiernos locales.

LOS GOBIERNOS LOCALES LLEVAN LA INICIATIVA

Algunos gobiernos, como el de la provincia autónoma de Guandong, han adoptado en paralelo ya sus propias medidas de apoyo al empleo. Su ejecutivo ha aprobado una reducción global de las tasas de seguros sociales para las empresas locales hasta finales de 2020.

La información oficial, a través de encuestas a empleadores de la industria y de los servicios, alerta de que ya son tres meses seguidos de avisos de intenciones de recorte de plantillas en todo tipo de empresas. Una de ellas, realizada en 31 ciudades grandes, calcula una tasa de desempleo del 4,7% (el mismo dato de septiembre).