China quiere prohibir los coches de combustión fósil

China plantea prohibir la venta de los coches de gasolina o diésel en el país. El viceministro de Industria y Tecnología de la Información, Xin Guobin, ha adelantado esta información en un foro al que asistió el domingo.

El viceministro y otros responsables oficiales han acudido a un foro sobre el futuro del motor en el que han avanzado una estrategia del Gobierno donde plantea la posibilidad de prohibir la venta y producción de coches que utilicen combustibles fósiles. Xin no ha querido dar fechas muy exactas pero sí ha adelantado que el año 2025 será clave para el sector.

La contaminación de las grandes ciudades en China es un problema grave. Esto junto con la intención del Gobierno de colocar al país en la cima de la tecnología hace que el Ejecutivo promueva desde hace años la producción y venta de vehículos híbridos o eléctricos. El año pasado se vendió medio millón de este tipo de coches.

El Ministerio de Industria y Tecnología de la Información ha elaborado el pasado junio un documento en el que plantea la posibilidad de poner cuotas a la venta de coches eléctricos o híbridos. De ponerse en marcha, la medida llegaría en 2018. Este documento ya avanza unas fechas para establecer esas cuotas. En el año 2018 se trataría del 8% de las ventas, en 2019 el 10% y el 2020 el 12% del total de ventas de vehículos.

China lidera el mercado del automóvil por octavo año consecutivo. En 2016 han vendido un total de 24 millones de coches, 26 millones si se contabiliza cualquier tipo de vehículo.