China apuesta por más reformas económicas

El primer ministro de China, Li Keqiang, pide acelerar el cambio a los nuevos motores de crecimiento y por más reformas para incentivar el crecimiento. Ha afirmado que ante una desigual recuperación económica mundial y frente a la presión sobre su propio crecimiento, los viejos modelos ya no pueden continuar. Dice Li que tienen que cambiar a nuevos motores y la clave está en la tecnología, nuevas industrias y en potenciar el conocimiento.

Li asegura que la economía de su país ha sido capaz de evitar un duro aterrizaje y ahora se está estabilizando y cuenta con una mejor estructura y más empleos. Además, anima a los “actores del mercado” a participar en la competencia internacional.

En la presentación de las previsiones de crecimiento de primavera, el economista jefe del FMI, Maurice Obstfeld, ha alabado las reformas emprendidas, pero cree que hacen falta más: “Hay una preocupación general de que, como ya saben, es muy importante que el proceso de reequilibrio de China sea más sostenible si se acompaña de nuevas reformas para poner a las empresas de propiedad estatal con un presupuesto limitado. También para actualizar la Regulación financiera y para frenar el crecimiento del crédito interno”.

 

El presidente chino pide mejor supervisión de esfuerzos de reforma

El presidente de China, Xi Jinping, subraya la importancia del papel de la supervisión de la implementación de las reformas y demanda que ese trabajo se lleve a cabo en una esfera más amplia y profunda para detectar y resolver problemas.

Todos los departamentos y localidades deben dar mayor importancia a la implementación de las reformas y dedicar más esfuerzos a examinar sus efectos, dice Xi.