Cellnex quiere ser el principal proveedor de los grandes operadores de telefonía

Cellnex cierra un año en positivo como uno de los valores que más recomiendan los analistas en el Ibex35. Espera ser el socio industrial de los operadores de telecomunicaciones a largo plazo; operadores que se aliarán de cara a compartir el alquiler de sus torres y redes para no afrontar el coste en solitario.

El director de relación con inversores de Cellnex, Juan José Gaitán, ensalza el acuerdo al que llegaron el lunes con Bouygues, lo que les llevará una inversión de 250 millones de euros, pero tras cinco años tendrá un impacto positivo recurrente de 19 millones de euros en su Ebitda.

Respecto a la adquisición de las torres de Vodafone, desde Cellnex aseguran que es algo que esperan que se produzca, y que tienen un claro sentido estratégico. Los operadores cada vez van a externalizar más estos costes, y Juan José Galindo espera que esté ahí su compañía para cubrirlos, del mismo modo que otros grandes distribuidores que poseen este tipo de infraestructura lo hacen en Estados Unidos.

En cuanto a la forma de tributar, Cellnex responde a la pregunta de Uno de los Nuestros explicando que pagan impuestos “en todos los países en los que estamos presentes. Nos acogemos al ámbito de cada país, pagamos en Italia, Suiza, Francia…pero consolidamos toda nuestra actividad en España, donde pagamos todos los impuestos que nos corresponden“.

La política y su inestabilidad “no influyen en exceso en Cellnex, que dado el carácter de largo plazo de la mayoría de los contratos que firman les permite evitar el ruido y minimizar el impacto de este tipo de riesgos”.