Boris Johnson también deja el gabinete de Theresa May

La primera ministra británica, Theresa May, insiste en que su propuesta para el brexit sienta unas bases creíbles con Bruselas y nombra dos ministros nuevos.

Tras las dimisiones de los titulares de exteriores, Boris Johnson y del brexit, David Davis que será sustituido por  Dominic Raab, antes partidario de la postura más dura por la que el Reino Unido rompe por completo sus lazos con la UE. En exteriores estará el actual responsable de Sanidad, Jeremy Hunt, quien también ha suavizado su postura

Raab, hasta ahora secretario de Estado en diferentes ministerios, encabezará las negociaciones con Bruselas sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea. El político de 44 años, del bando favorable a un “brexit” duro con los Veintisiete, sustituye a Davis, que discrepa con el plan de futura relación bilateral británico-comunitaria acordado el viernes por el Gobierno.

El ministro británico para el brexit, David Davis, dimitía anoche de su cargo al no estar de acuerdo con el plan de la premier, Theresa May. Davis expresa, en su carta de renuncia, su disconformidad con la propuesta de futura relación bilateral con el bloque comunitario acordada por el consejo de ministros el viernes. Este modelo contempla la creación de un mercado común de bienes, lo que ha sido muy criticado por los conservadores partidarios de un brexit duro.

En su carta, Davis argumenta que la armonización aduanera para crear ese área de libre comercio con la UE haría que el control del Parlamento fuera simbólico. Además de Davis, han dimitido dos secretarios de Estado.

En su respuesta, la primera Ministra Theresa May lamenta que haya decidido dejar el Gobierno “después de todos los progresos hechos” y “a ocho meses de la fecha en que el Reino Unido dejará la UE”, el 29 de marzo de 2019.

May defiende la propuesta de futura relación “precisa, responsable y creíble” consensuada y asegura que cumple con las pautas del brexit incluidas en el manifiesto conservador de dejar el mercado único y la unión aduanera pero forjando una “asociación especial” con el bloque comunitario.