Boxeo y running, deportes compatibles y complementarios

Imagen: Boxeo. Facebook oficial FightLand

Las películas nos han enseñado que correr es un entrenamiento fundamental para los boxeadores. Todos guardamos en la memoria a Rocky Balboa coronando las escaleras del Museo de Arte de Filadelfia al ritmo de ‘Gonna Fly Now’. Pero, ¿qué pasa si se invierte la ecuación? ¿Qué beneficios aporta el boxeo a un corredor?  

Jose Luis Serrano, bicampeón de boxeo de España y socio fundador de la cadena de gimnasios FigthLand nos cuenta qué beneficios puede aportar este deporte al running. Y es que no sólo de correr vive el ‘runner’. Estas son las claves que José Luis Serrano nos ha dejado en el programa A tu Ritmo de Capital Radio.  

El boxeo combina ejercicio aeróbico y anaeróbico y es un entrenamiento que mezcla fuerza y resistencia. Esta base de resistencia es ideal para un corredor popular que quiera evitar lesiones, reducir sus marcas o simplemente mejorar su forma física.  

Con el entrenamiento de boxeo, los corredores no tienen por qué soportar salas repletas salas de máquinas para hacer esos ejercicios de fuerza tan necesarios para la carrera. Pueden ejercitarse con un deporte entretenido, satisfactorio, y, sobre todo, con el que se pueden obtener rápidos resultados.  

El corredor debe tener precaución a la hora de ejercitarse para no ganar volumen muscular o peso que resten velocidad a su carrera. El boxeo refuerza la musculatura, pero no añade ese volumen indeseado.  

-Eso sí, lo ideal es practicar alrededor de una o dos horas a la semana combinadas con el los entrenamientos de carrera varios días por semana. No hay que extralimitarse porque se trata de un ejercicio complementario al principal, que es correr.  

-Además, no hay que boxear contra nadie. Lo ideal es aplicar todo el entrenamiento de un boxeador, combinado con otros ejercicios, y hacer que sea el mejor complemento a la carrera.

Puedes escuchar en este audio la conversación que hemos mantenido con José Luis Serrano, de FightLand, en el programa A tu Ritmo