El BCE mantiene sin cambios su política monetaria

Mario Draghi en la última reunión del BCE

El Banco Central Europeo (BCE) ha mantenido el tipo de interés de referencia para sus
operaciones de refinanciación en el 0%, mientras que la tasa de la facilidad de depósito
continuará en el -0,40% y la de la facilidad de préstamo en el 0,25%.

Los tipos de interés se mantendrán en esos niveles “hasta al menos durante el verano de
2019”, según ha vuelto a subrayar la autoridad monetaria. El BCE mantendrá el ritmo previsto del programa de compras de activos. En este sentido, la entidad presidida por Mario Draghi terminará en diciembre su programa de compra de activos, después de hacerse durante el último mes del año con un volumen neto de 15.000 millones de euros.
Además, ha añadido que el BCE planea “reinvertir” la mayoría de la deuda que vaya
venciendo durante un período “prolongado” tras el final de las compras netas de activos, especificando que será durante el tiempo que sea “necesario” para “mantener” las
condiciones de liquidez y un “amplío grado” de acomodación monetaria.

“El Consejo de Gobierno tiene intención de seguir reinvirtiendo, al completo, los pagos
principales de la deuda que venza bajo el programa de compra de activos por un periodo
prologando después de que empiece a subir los tipos de interés”, ha explicado. De este modo, la atención de los inversores se centra ahora en la rueda de prensa que
ofrecerá el presidente de la entidad, Mario Draghi, en la se prevé que el banquero detalle aún más la estrategia de reinversión.

El Producto Interior Bruto (PIB) de la zona euro registró una expansión anual del 1,7% en el tercer trimestre de 2018, según los últimos datos de Eurostat. En su reunión de junio, el BCE rebajó al 2,1%, desde el 2,4% anterior, el pronóstico de crecimiento para 2018.
Por otro lado, la tasa de inación interanual de la zona euro se situó el pasado mes de
noviembre en el 2%, frente al 2,2% del mes anterior, convergiendo el objetivo de estabilidad de la autoridad monetaria.

No obstante, la tasa de inación subyacente en los países que han adoptado el euro como
moneda común, que es resultado de excluir del cálculo la evolución de la energía, los
alimentos, el alcohol y el tabaco, se relajó en noviembre hasta el 1% en tasa interanual, frente al 1,1% del mes anterior.

Con respecto al desempleo, la tasa de agosto, la última disponible, se mantuvo estable en el mínimo desde noviembre de 2008 al situarse en el 8,1%, según los datos ofrecidos por
Eurostat.

El próximo encuentro del Consejo de Gobierno del organismo responsable de la política
monetaria de la zona euro se celebrará el 24 de enero.