Barcelona, Uber ha vuelto

Uber vuelve a operar en Barcelona a partir de hoy con licencias VTC, alquiler de vehículos con conductor profesional.

La compañía, que puso en pie de guerra la sector del taxi, desembarcó en Barcelona en abril de 2014 pero se retiró de la ciudad en diciembre de ese mismo año, después de que un juez dictaminara el cese de la aplicación Uber Pop, al constatar que sus conductores no tenían autorización administrativa para desarrollar su labor y que su actividad suponía competencia desleal.

Cuatro años después, la compañía vuelve a la ciudad condal con uberX. Un servicio de alquiler de coches con conductor bajo licencias VTC que lleva operando en Madrid desde hace dos años.

Las reacciones no han tardado en llegar y los taxistas ya han advertido de que no se quedarán de brazos cruzados ante el retorno de la multinacional y aseguran que volverán a movilizarse para defender los intereses de su sector. Eso sí, desde la empresa aseguran que Uber no quiere sustituir al transporte público en Barcelona, si no que su objetivo es complementarlo.

En un comunicado de la compañía, el director de Uber España, Juan Galiardo ha asegurado que “Barcelona es una ciudad muy especial para Uber y esta vez queremos hacer las cosas bien. Creemos que Uber puede formar parte de la solución al gran reto de movilidad de la ciudad y esperamos trabajar de la mano del Ayuntamiento, de la Generalitat y del sector del taxi para, entre todos, conseguir que cada día más barceloneses dejen su coche en casa”

La plataforma asegura en los últimos tres años ha recibido miles de mensajes de usuarios interesándose por su vuelta a Barcelona, donde solo en el año 2016 más de un millón de personas abrieron la aplicación para intentar solicitar un servicio.

Uber destaca que todos sus conductores disponen de un vehículo con autorización VTC. Además, ha comprobado que los profesionales estén dados de alta en el régimen de autónomos o constituidos como empresa, sus antecedentes penales, la ficha técnica del vehículo y la vigencia del seguro.

Los vehículos de Uber se sumarán ahora a los de Cabify, la única plataforma que hasta ahora operaba en Barcelona a través de licencias VTC.

A partir de las 8 de la mañana, el servicio uberX podrá solicitarse desde cualquier punto de la ciudad a través de la aplicación de Uber.

El precio de uberX en Barcelona se va a determinar por los minutos del trayecto (0,16 euros por minuto) y por los kilómetros (1,42 euros por kilómetro). Aunque, la tarifa mínima es de 5,5 euros, el mismo precio que la cuota de cancelación.

De esta manera Barcelona se vuelve a unir a las más de 600 ciudades de 78 países que cuentan con este servicio, que tiene más 15.000 empleados en todo el mundo.