¿Has visto tu nómina del mes de enero? ¿Sabes cómo te afecta la subida de las bases de la cotización a la Seguridad Social a partir de enero?  La consecuencia más inmediata es que se resta dinero a los trabajadores y a las empresas, lo que va a afectar a la hora de subir el sueldo y contratar personal. En definitiva, el incremento de las bases mínimas y máximas lo van a notar los salarios más altos y los más bajos.

La cotización máxima, que afecta a los salarios más altos, sube un 7% desde los 3.803,70  a 4.070,10 euros, un incremento importante respecto a otros años y que ya ha impactado en el sueldo porque sube la contribución a la Seguridad Social. La base máxima de cotización es la que corresponde a los trabajadores con ingresos superiores a 45.644 euros al año.

Además suben otras bases y como ejemplo, sube un 22% la base de cotización del Grupo 1 (licenciados o ingenieros, entre otros). Pasarán a cotizar desde los 1.199,10 a los 1.466,40 euros. Es decir, los trabajadores cuyo salario mensual no llega a los 1.466,40 euros, ya notan que el ingreso baja aunque la empresa mantiene el salario.

Por otro lado, sube la base mínima un 22%, de 858 euros a 1.051 euros, el mismo incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) que pasa de 735 a 900 euros en 14 pagas. Por lo tanto, los trabajadores que ganan el SMI incrementan su contribución a la Seguridad Social. En este caso, la base mínima sube en la misma cuantía que el salario mínimo.

La empresa también sale perjudicada porque suben los costes por tener contratado a un trabajador. En algunos casos, podemos hablar de un aumento del 30%. A modo de ejemplo, para un salario de 14.389 euros, una empresa pagaba el año pasado 371 euros, y ahora 454 euros.

Por esta razón y con la subida del salario mínimo, algunas empresas podrían verse obligadas a despedir o ajustar plantilla porque no pueden hacer frente a ese pago. Otras compañías no pueden contratar o se antoja difícil que las empresas suban los sueldos.

Para Víctor Fermosel, profesor del EAE Business School, este repunte del salario mínimo, ralentizará la creación de empleo a tiempo completo, fomentará la contratación temporal, la economía sumergida y elevará el paro juvenil o de trabajadores menos cualificados.

En las últimas horas, el secretario de Estado de Seguridad Social, Octavio Granado, ha pedido que los empresarios españoles paguen más cotizaciones para reducir el déficit del sistema de protección. Veremos en qué quedan estas propuestas y analizar los efectos de la subida del salario mínimo decretada por el Gobierno…de momento, pinta mal.